Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mercedes-Benz espera cerrar 2016 con un récord histórico de ventas en España de unos 47.000 turismos

La firma automovilística alemana Mercedes-Benz tiene "la posibilidad" de alcanzar al cierre del presente ejercicio su récord histórico de ventas de turismos en el mercado español, con alrededor de 47.000 unidades, según indicó el presidente del consejo de administración de Mercedes-Benz España, Reiner Hoeps.
En el marco de Madrid Auto 2016, el directivo explicó que la compañía logró su máximo comercial en España en el año 2007, con unas 47.000 unidades, aunque señaló que la crisis económica provocó que sus resultados cayeran, en línea con el mercado, hasta unas 20.000 unidades.
No obstante, apuntó que durante el período comprendido entre 2012 y 2015 las cifras de ventas de la compañía volvieron a crecer, gracias a la recuperación económica y también a la llegada de nuevos productos de la marca, lo que ha generado que este año se pueda volver a alcanzar el récord contabilizado antes de la crisis.
Hoeps aseguró que la tendencia de ventas para lo que resta de año para la marca de la estrella es positiva y añadió que el conjunto del mercado automovilístico nacional cerrará el año actual con crecimiento y con un volumen de entre 1,07 y 1,1 millones de unidades (1,03 millones de unidades en 2015).
En este sentido, el presidente del consejo de administración de Mercedes-Benz España subrayó que el volumen natural del mercado español debería situarse entre 1,2 y 1,3 millones de unidades, una cifra que se podría alcanzar en dos o tres años. A este objetivo contribuye el Plan PIVE, cuya continuidad defendió hasta que se logre este volumen de crucero.
Hoeps, que señaló que la intención para 2020 de Mercedes-Benz es ser la primera marca premium en ventas, rentabilidad y satisfacción de clientes, apuntó que las diferentes ediciones del Plan PIVE han sido un "acierto total", ya que sirvieron para reactivar al sector, al tiempo que generaban efectos medioambientales y económicos positivos.
"Es lógico que el efecto incremental del PIVE haya disminuido en los últimos tiempos. Esta medida no puede durar toda la vida y tarde o temprano tendrá que acabar", aseguró, al tiempo que que defendió que este programa se mantenga hasta que las ventas en España alcancen su volumen natural de hasta 1,3 millones de unidades.
Por otro lado, el directivo señaló que la actual incertidumbre política que existe en España representa un riesgo para el conjunto de la economía y también para el sector del automóvil, por lo que defendió la llegada de un Gobierno estable, que empiece a trabajar por los intereses del país, tanto en el entorno europeo como en el doméstico.