Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Suecia inaugura la primera carretera eléctrica del mundo

La primera carretera eléctrica del mundo ha sido inaugurada en el centro de Suecia, cerca de la ciudad de Gävle. Este nuevo sistema es el resultado de una serie de proyectos que demuestran que el camino hacia el transporte libre de combustibles fósiles es posible.
Camiones de la marca automovilística Scania han probado esta superficie eléctrica de dos kilómetros utilizando la tecnología desarrollada por Siemens.
Este nuevo modelo de carretera, resultado de varios años de cooperación entre el Gobierno de Suecia y el sector privado, permite a los camiones operar como vehículos eléctricos en el tramo dispuesto para este tipo de circulación y como vehículos híbridos regulares en otros momentos.
El responsable de investigación y desarrollo de Scania, Claes Erixon, ha indicado que la compañía está comprometida con el éxito de este proyecto por la importancia que tiene al ser un hito importante en el camino hacia un transporte libre de combustibles fósiles.
SISTEMA DE ENERGIA
El funcionamiento de este nuevo método se basa en la recepción de energía por parte del camión que llega de un colector de energía pantógrafo montado detrás de su cabina.
A su vez, los pantógrafos están conectados a las líneas eléctricas aéreas que están por encima del carril de la derecha de la carretera, y los camiones pueden conectarse libremente y desconectarse de los alambres de arriba mientras están en movimiento.
Cuando el camión se sale del carril eléctrico, el pantógrafo se desconecta y el camión funciona con su motor de combustión o el motor eléctrico con batería operada. El mismo principio se aplica cuando el conductor quiere adelantar a otro vehículo.
Scania ha resaltado la importancia de la carretera eléctrica como un componente clave en la consecución de una flota de vehículos de bajo consumo y de origen no fósil de Suecia en 2030.