Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT y CCOO exigen a Renault que retire sus propuestas de contratar a través de ETT y rebaja de pluses

Ambas organizaciones coinciden en los nulos avances logrados en la cuarta reunión negociadora
Los sindicatos UGT y CCOO han planteado hoy a la Dirección de Renault España, como principal exigencia, que retire de la mesa de negociación del III Plan Industrial 2017-2020 sus pretensiones de formalizar determinados contratos a través de Empresas de Trabajo Temporal (ETT) y la rebaja de pluses.
Ambas organizaciones, durante la cuarta reunión celebrada hoy en Valladolid, han coincidido en que el nuevo encuentro con la Dirección no se ha traducido en avance alguno y en que los planteamientos de unos y otros "imposibilitan acercar posturas", máxime cuando algunas de las medidas exigidas por la marca del rombo para aplicar en sus factorías españolas su nueva estrategia industrial son "incompatibles" con las demandas de los trabajadores.
Así lo ha destacado la representante de UGT, Laura del Ser, quien, en declaraciones a Europa Press, ha pedido a la empresa, al igual que su homólogo en CCOO, Rubén González, que desista de su pretensión de utilizar ETT para formalizar contratos en fabricación, así como de sus planes para rebajar un 10 por ciento los pluses de nocturnidad, turnicidad y festivos y un 20 por ciento los de aprovechamiento de instalaciones.
"Hemos pedido su retirada porque el momento actual exige hablar de mejorar salariales", ha insistido Del Ser, mientras que el representante de CCOO, Rubén González, entiende que "toca mover ficha" a la empresa y responder a las demandas de los trabajadores que se centran en "salarios y empleo estable", y ello a pesar de que la multinacional alegue que asumir tales planteamientos supondría un encarecimiento de los costes en un 18 por ciento.
Al respecto, González recuerda que la marca del rombo tiene todavía un gran margen de maniobra debido a los beneficios obtenidos a lo largo de los últimos años, al tiempo que ha lamentado que mientras los sindicatos se han mostrado claros y concisos en sus propuestas la empresa sigue sin concretar su postura, algo que esperan que se produzca este jueves en un nuevo encuentro en el que, según el representante de CCOO, la dirección ha prometido presentar una "propuesta de acercamiento".