Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Volkswagen y los sindicatos inician las negociaciones para definir el futuro de la compañía

El consejo de dirección de Volkswagen y el comité de empresa de la compañía han iniciado las conversaciones para definir el futuro del grupo y fijar una estrategia para afrontar los retos tecnológicos del sector y la necesidad de mejorar la productividad.
En la primera reunión entre las partes, celebrada en la sede de Wolfsburg, la empresa y los representantes de los trabajadores coincidieron en la situación de partida y en los retos de la compañía relacionados con la crisis del diésel y aspectos como la digitalización y la nueva movilidad, indica Volkswagen en una nota.
Estos retos, dice la compañía, incrementan la necesidad de mejorar la rentabilidad de las distintas divisiones de la empresa y analizar en detalle las inversiones futuras en productos y en las distintas plantas.
El responsable de Recursos Humanos de la empresa, Karlheinz Blessing, aseguró ante cerca de 20.000 empleados que en los próximos meses será necesario "trabajar muy duro" para definir la estrategia de la empresa.
"Competidores financieramente fuertes procedentes de los sectores de la tecnología de la información están entrando en el sector del automóvil y, al mismo tiempo, Volkswagen afronta una carga financiera muy fuerte como consecuencia del asunto del diésel y necesita realizar inversiones masivas en 'e-mobility' y digitalización", aseguró.
"Las ganancias de las marcas de Volkswagen no están siendo buenas para hacer frente a las tareas pendientes. Debemos elevar la productividad y la rentabilidad, y reducir costes", añadió.
Por su parte, el presidente del comité de empresa, Bernd Osterloh, dijo que los representantes de los trabajadores se toman "en serio" la situación y coinciden en el "espíritu" para situar a Volkswagen en la nueva era de la automoción, si bien reclamó a la empresa que garantice "empleo seguro y a largo plazo".