Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El comité de ZF-TRW presenta una demanda judicial contra el ERE de Landaben

La dirección ha notificado ya 77 de los 123 despidos que tiene previsto realizar
El comité de empresa de ZF-TRW en Landaben ha anunciado que este martes va a registrar una demanda judicial contra el expediente de regulación de empleo presentado por la dirección, que ya ha notificado el despido de 77 trabajadores. A final de abril se notificarían 24 despidos más y a final de diciembre otros 22, sumando el total de 123 despidos previstos por la empresa.
Según los abogados de los sindicatos, la demanda tiene "viabilidad" porque la empresa no ha justificado "sobradamente" las causas que se establecen en el Estatuto de los Trabajadores para un despido colectivo y porque se ha "vulnerado el derecho fundamental" a la negociación.
El presidente del comité de empresa, Josi Álvarez, ha afirmado que con la presentación de esta demanda "se cumple la decisión de la plantilla tomada en asamblea de seguir el proceso contra los despidos por la vía judicial".
En este sentido, Josi Álvarez ha precisado que la plantilla ya rechazó en su momento el ERE y, tras la negociación desarrollada con la empresa, "sólo se sometió a votación de los trabajadores el convenio" negociado.
"La dirección está intentando confundir a la plantilla y a diferentes organismos como la Inspección de Trabajo sobre la decisión de la asamblea. El ERE no era lo que se votaba, ya que previamente se había adoptado la decisión de no firmar el expediente. Sólo se sometió a votación el convenio. A la inspectora ya se lo hemos desmentido por dos veces. El resultado del proceso de consultas del expediente de extinción ha finalizado con un no acuerdo y la plantilla secunda la posición del comité", ha asegurado.
Así, Josi Álvarez ha añadido que "acudimos a los juzgados porque entendemos que es el lugar donde se deben hacer cumplir las leyes y toda la sociedad navarra es conocedora de que a la actual dirección de ZF TRW no le gustan las reglas, ni las judiciales, ni las éticas".
"FORMAS NEFASTAS DE LA DIRECCIÓN"
Por eso, "proseguimos en el empeño de echar atrás el expediente de extinción, esta vez por vía judicial". "El comité y la plantilla buscan que se haga justicia. Hemos vivido un proceso en el que las formas de la dirección han sido nefastas de principio a fin. Se ha visto claro hasta en el método usado para notificar los despidos, mediante el ingreso bancario de la indemnización, sin dar la cara", ha censurado.
Además, Josi Álvarez ha afirmado que han sido despedidos trabajadores que "suponen un valor añadido para cualquier empresa y que va a suponer una pérdida de conocimiento y habilidades para esta fábrica". "No se ha tenido en cuenta el compromiso de los trabajadores afectados, ni las buenas valoraciones. Muchos de ellos incluso han sido promocionados recientemente", ha advertido.
El presidente del comité ha afirmado que "el peligro radica en que es posible que con la pérdida de esta gente se haga aún más visible la poca capacidad del equipo directivo, que es el gran responsable de que estemos sumidos a día de hoy en esta situación".