Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los trabajadores de Treves ponen fin a la huelga que afectó a la producción de la planta de PSA Vigo

Los trabajadores de Treves-Galicia han acordado este miércoles en asamblea suspender la huelga indefinida iniciada hace dos semanas y que obligó a paralizar en algunos turnos la producción de la planta de PSA Citroën de Vigo.
PONTEVEDRA, 8 (EUROPA PRESS
Después de 5 horas de debate, una amplia mayoría ha respaldado el preacuerdo con la dirección de la firma y a partir de este jueves, día 9, a las 6.00 horas, se retomará la actividad en la nave del Polígono do Campiño (Pontevedra). El presidente del comité de Treves-Galicia, David Couñago, ha explicado que se había llegado a ese preacuerdo debido a que PSA Peugeot Citroën "estuvo echando una mano a Treves".
Las mejoras salariales acordadas contemplan subidas del 15 por ciento para los empleados más nuevos y el 8 por ciento para los más veteranos de la empresa, además de reducción de la jornada y ampliación de los descansos.
En cuanto a las vacaciones, a partir de ahora cada trabajador podrá disponer de 21 días ininterrumpidos en el verano y los restantes también seguidos. Respecto a la carga de trabajo, una de las principales reivindicaciones del comité, la empresa se compromete a que todo lo que consigan de la factoría de PSA Peugeot Citroën será elaborado en la nave de O Campiño.
En este sentido, Couñago añadía que, durante 3 años, la empresa se compromete a que no habrá despidos, aunque la dirección de la multinacional francesa Treves entiende que continúa registrándose un excedente de personal, por lo que se asumirán Expedientes de Regulación de Empleo con carácter suspensivo.
Las principales discrepancias mostradas por los trabajadores en la asamblea celebrada en el Pazo da Cultura de Pontevedra se centraron en la clasificación profesional y funciones, además de que algunos de los más antiguos reclamaban un mayor incremento salarial.
David Couñago ha señalado que PSA-Citroën había mostrado también, durante los últimos días, su nerviosismo por la necesidad de las piezas fabricadas en O Campiño e incluso la dirección de la empresa automovilística envió una carta a los gestores de Treves, manifestando su malestar por el alargamiento de la negociación.