Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La organización de Río 2016 progresan en la limpia del agua contaminada

La organización de los Juegos Olímpicos de Río ha asegurado haber hecho frente a la contaminación del agua de la Bahía de Guanabra tras haber tomado una serie de medidas que garantizan el "buen estado" del entorno así como la salud de los deportistas de las pruebas de vela.
La limpieza de este espacio natural, en el que se vierten residuos humanos no tratados y vertidos ilegales de empresas, fue una de las promesas que se realizaron cuando se seleccionó a la ciudad como sede de los Juegos y ha sido durante mucho tiempo un objetivo de los diferentes gobiernos locales de la zona.
En 2014, varios biólogos aseguraron que los ríos que desembocan a la bahía contenían una bacteria que en caso de infección resiste a los antibióticos y puede causar infecciones urinarias, gastrointestinales y pulmonares.
"Hemos testado el lugar en dos ocasiones con más de 600 regatistas así que sabemos lo que hay que hacer", comentó a Reuters el director de comunicación de Río 2016, Mario Andrada, en la cumbre de los medios de comunicación del Comité Olímpico de Estados Unidos.
Sobre las medidas tomadas, el directivo informó sobre la "necesidad" de controlar los ríos, para lo que utilizarán barcos "ecologistas" orientados para la detección de basura flotante. "Los barcos se desplazarán hasta el lugar en el que está la basura y la recogerán", señaló.
"Estamos posicionando las áreas de regatas y en el exterior de la bahía donde hay una fuerte contaminación en movimiento. Además, se han tomado medidas adicionales para la reducción de aguas residuales y para purificar el agua", dijo Andrada.
"También hemos utilizado la biorremediación (uso de organismos microscópicos para la purificación del entorno) para dos de los eventos, la primera con éxito, por lo que podremos asegurar que el agua está limpia y que no habrá ningún problema para la salud de los atletas", añadió al respecto.
Deportistas de los equipos alemanes y británicos ya informaron de infecciones tras competir en las aguas contaminadas mientras que otros denunciaron tras toparse con residuos flotantes, incluyendo un sofá y perro muerto.
Ante esta situación, Andrada aseguró que durante los Juegos seguirán controlando la calidad del agua todos los días. "De esta manera seremos capaces de cambiar la posición de las áreas de regata. Vamos a estar en buena forma", concluyó.