Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La organización no permitirá protestas en las ruedas de prensa

El director de organización de los Juegos Olímpicos de Sochi, Dmitry Chernyshenko, aseguró este miércoles que las protestas de los deportistas contra la ley rusa contra la propaganda gay serán "inaceptables" y comentó que van "en contra de la Carta Olímpica".
El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, ha pedido a los deportistas que participarán del evento de febrero en la localidad turística a orillas del mar Negro que eviten protestar en el podio, de acuerdo con las normas que prohíben declaraciones políticas en recintos olímpicos.
Bach, sin embargo, indicó que si los deportistas eligen mostrar su oposición a esta ley o a la trayectoria de Rusia en relación con los Derechos Humanos podrán hacerlo en las ruedas de prensa previas o posteriores a las competiciones.
"Puede que él haya mencionado que existe una ley 50 en la carta olímpica que limita la manifestación de cualquier tipo de propaganda durante los Juegos", dijo Chernyshenko cuando se le preguntó como iba a manejar la organización las posibles protestas.
"No creo que (los deportistas) tengan permitido por la carta olímpica expresar puntos de vista que no estén relacionados con el deporte en la sala de prensa", destacó.
Rusia ha sido muy criticada por su controvertida ley contra la propaganda gay, que según los detractores restringe los derechos de los homosexuales. Varios deportistas han dicho que harán pública su oposición durante los Juegos, mientras que los grupos en defensa de los derechos de gays y lesbianas han pedido a los participantes que se manifiesten contra de la ley.
"Todo el mundo es bienvenido a divertirse, acogemos a todo el mundo sin importar su raza, género, religión u orientación sexual", dijo Chernyshenko.
FORO DE DEBATE
Chernyshenko, que dirigió la exitosa candidatura de Sochi hace siete años, dijo que los deportistas que quieran hablar sobre determinados temas podrían hacerlo en un punto especial de la ciudad, lejos de los recintos olímpicos. "Lo que llamaría el foro de debate de Sochi se ha organizado en la ciudad para que todo el mundo pueda expresarse", afirmó.
Varios jefes de Estado, incluido el presidente alemán Joachim Gauck y su homólogo francés François Hollande se han negado a ir a los Juegos, en lo que se ha visto como un desaire a Rusia. El primer ministro británico, David Cameron, se unió a ellos, según informó su portavoz, al decir que no puede ir por su calendario y que los dirigentes británicos no suelen viajar para los Juegos de Invierno.
"Francamente estamos hablando de los líderes mundiales, algunas de las personas más ocupadas del planeta. Imagino que a muchos de ellos les gustaría asistir. Sugerir que es algo personal no es preciso ni aceptable", dijo Chernyshenko.
"El número de jefes de Estado que viene es el más elevado de la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno", agregó sin dar ninguna cifra cuando se le preguntó específicamente. También ignoró las preocupaciones sobre la seguridad, especialmente después de los atentados en Volgogrado el mes pasado, al igual que las amenazas de integristas islámicos contra los Juegos.
"Estamos preparados, todo está en su lugar, lo único que falta es que vengan los deportistas", dijo sobre los primeros Juegos Olímpicos en Rusia que han costado la cifra récord de 50.000 millones de dólares. "Sochi será una de las ciudades más seguras para los Juegos".
Además de la seguridad, las acusaciones de corrupción han estado presentes durante los siete años de preparación de Sochi. El lunes, el opositor ruso Alexei Navalny acusó al presidente Vladimir Putin -que se juega su prestigio político y personal con los Juegos- de ayudar a enriquecerse a sus amigos premiándolos con contratos olímpicos con un costo varias veces mayor que otros de instalaciones similares en otros lugares.
"Si vienes y echas un vistazo verás las instalaciones más avanzadas del mundo. Esto no habría sido posible si esas acusaciones de corrupción hubiesen sido verdad", dijo Chernyshenko, nacido en Sochi.