Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo presidente de Brasil asegura al COI que Río "estará listo" a tiempo

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, aseguró a Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), que el cambio de gobierno en su país no modificará los preparativos para los Juegos de Río 2016, según informó el nuevo ministro de deportes, Leonardo Picciani, en rueda de prensa.
Tras la renovación de gobierno que se produjo el jueves después del 'impeachment' a Dilma Rousseff, el presidente interino quiso despejar las dudas sobre la organización y el desarrollo de los Juegos iniciando conversaciones con el COI y con Picciani, que informó que los preparativos avanzan "según lo programado" y que estarán listos para el próximo 5 de agosto, fecha de la inauguración.
En ese aspecto, también quiso destacar que la seguridad "está garantizada" pese a las declaraciones del nuevo ministro de Defensa, Raúl Jungmann, quien se mostró "preocupado" por las "disposiciones de seguridad para los dignatarios extranjeros" debido a la falta de "cooperación" de las agencias de inteligencia extranjeras con Brasil respecto al terrorismo.
No obstante, Picciani aseguró que las diferencias "fueron superadas", ya que el Ministerio de Defensa desplegará 38.000 soldados durante el evento, apoyando a los 47.000 policías más los efectivos de protección civil. "Hay problemas que deben ser resueltos, pero están previstos en el plan del Gobierno", concluyó.