Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La selección femenina cae ante Italia y jugará en cuartos ante Rusia

La selección española femenina de waterpolo se cruzará con Rusia en los cuartos de final del Campeonato de Europa, que se está disputando en Belgrado, después de encajar este martes su primera derrota del torneo ante Italia, ante la que cayó por un ajustado 9-8 tras un errático encuentro de las de Miki Oca.
Después de los 'aperitivos' que ambos combinados habían tenido en el grupo, con rivales bastante débiles, les tocaba medirse con la pelea por el primer puesto en juego y tener un cruce más sencillo en el primer partido a vida o muerte del campeonato, con la 'ventaja' para la actual campeona de que el empate le valía.
Y este resultado estuvo al alcance de su mano, pero el equipo español no atinó en la última y decisiva posesión, viéndose condenado no sólo a un duro choque este miércoles (17.15) ante Rusia sino a ir por el camino hacia la final de la potente Holanda.
De todos modos, no fue el mejor partido de la actual subcampeona olímpica, a remolque desde los instantes finales del primer periodo de las italianas, que manejaron mejor el partido ante un rival que no estuvo fino a la hora de aprovechar las superioridades.
Italia impuso su ataque en los primeros ocho minutos, logrando casi la mitad de sus goles en este periodo, donde la defensa de las de Miki Oca no terminó por funcionar. Pese a ello, la competitividad de la selección española y los goles de Laura López y Judith Forca le permitieron mantenerse siempre dentro del partido.
Sin embargo, poco a poco, las italianas fueron apretando su defensa y Gorlero fue creciendo en la portería. España estuvo cerca de ocho minutos sin anotar, pero sobrevivió a esta sequía ofensiva para seguir con opciones y apretó los dientes después de que Frassinetti pusiese un peligroso 9-7.
Quedaban seis minutos para el final y la actual campeona tiró de garra para no volver a encajar un gol, argumento que no le bastó para arrancar ni siquiera el ansiado empate. Roser Tarragó marcó el 9-8 con minuto y medio por jugarse y las de Miki Oca tuvieron una posesión más para igualar, pero una falta en ataque de Maica García acabó con sus opciones.