Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La selección femenina busca la sorpresa ante la potente Inglaterra

La selección española femenina de rugby disputará este martes su segundo partido del Mundial, que se está disputando en París hasta el 17 de agosto, ante la potente y favorita Inglaterra, actuales subcampeonas del mundo, frente a la que intentará dar la sorpresa tras caer en su estreno ante Canadá el pasado viernes.
El 'XV de las Leonas' afronta su partido más complicado de la primera fase del torneo ante las subcampeonas del mundo en las últimas tres citas mundialistas (2002, 2006 y 2010) y que ya dejó claro su potencial ante Samoa, a la que arrolló sin paliativos por 64-3.
"Sabemos que el partido va a ser muy, muy complicado, pero nosotras vamos a salir a ganar. Es la única manera que concibo de jugar a un partido, siempre con mentalidad ganadora", afirmó al respecto la seleccionadora nacional, Inés Etxegibel.
El cuerpo técnico, pese a la derrota ante las canadienses, mantendrán el bloque de jugadoras del debut, con la entrada de Isabel Rico y Rocío García como pilieres titulares, junto a Aroa González. Diana Gasso compartirá la segunda línea con María Ribera y continuarán la tercera línea, con Paula Medín, Ángela del Pan y la capitana Ana María Aigneren.
España tendrá nueva pareja de medios con Patricia García y Marina Bravo, mientras que Bárbara Pla pasará a uno de los centros, junto a Irene Schiavon, y Ana Vanesa Rial ocupará un ala, junto a Elisabet Martínez. Marta Cabané repite como zaguera.
Inglaterra y España se han enfrentado en 16 ocasiones, con un claro balance para el 'XV de la Rosa', con 13 triunfos a su favor, dos empates y una única victoria para las españoles, un 8-15 en el Campeonato de Europa de 2001.
Ambos combinados sólo se han enfrentado en una ocasión en una cita mundialista, con triunfo inglés en el Mundial de Barcelona 2002 por 13-5, mientras que los dos últimos choques también fueron en sendos Campeonatos de Europa con victorias para las inglesas en A Coruña en 2011 por un ajustado 5-3 y un claro 61-0 en la siguiente edición.