Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mal tiempo obliga a suspender la primera jornada del US Open

El US Open de golf, segundo 'grande' de la temporada, recibió la persistente inclemencia del tiempo que terminó suspendiendo la primera jornada en el Oakmont Country Club este jueves, un estreno al que no llegó el español Sergio García y que no comenzó bien para Rafael Cabrera Bello y Jon Rahm.
Hasta tres veces sonó la bocina que anunciaba la suspensión de la jornada, la tercera de manera definitiva de cara a un viernes apretado en el que muchos tendrán que hacer dos rondas completas. Pocos golfistas pudieron terminar los primeros 18 hoyos en un día frustrante a las afueras de Pittsburgh.
Tras la lluvia que cayó en la noche anterior, los temidos 'greenes' de Oakmont se mostraron más amables de lo esperado. Un debutante como el estadounidense Andrew Landry fue el que más partido sacó, entre parón y parón, aunque los cinco golpes bajo par que llegó a disfrutar terminaron siendo menos tres, a falta de un hoyo.
Pese a los 'bogeys' en el 8 y 9, Landry mantiene un liderato provisional y apretado con Bubba Watson a un golpe (con 14 hoyos) y el inglés Lee Westwood (13), a dos, como golfistas más destacados. Con mucho por jugar aún, los 15 primeros están en tres golpes, con lo que el viernes promete un alocado baile.
De hecho, la previsión de tormenta, también eléctrica, aparece en el parte del viernes tarde. En cuanto a los nombres propios de este US Open, el número uno del mundo, el australiano Jason Day, no pudo hacer su debut programado para la tarde.
Mientras, el defensor del título Jordan Spieth se encuentra uno sobre par tras 11 hoyos. No le fueron bien las cosas a un Rory McIlroy que acumula ya cuatro impactos sobre el par de Oakmont en 13 hoyos. En cuanto a los españoles, el canario Cabrera Bello comenzó con acierto y paciencia en el exigente recorrido de Pensilvania.
Sin embargo, cuatro 'bogeys' casi seguidos le dejan en situación complicada con cuatro hoyos por jugar en la primera ronda. Por su parte, Rahm, en su salto a la elite como el mejor del golf amateur, sufre de lo lindo para salvar su tarjeta con más seis. Sergio García, tercer español en liza, no pudo debutar.