Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Djokovic sigue con paso firme y ya está en tercera ronda del US Open

El tenista serbio Novak Djokovic continúa con paso firme en el US Open -cuarto 'Grand Slam' del año- y ya está clasificado para la tercera ronda después de vencer este jueves al francés Paul-Henri Mathieu en tres sets (6-1, 6-3, 6-0) y se medirá ahora al estadounidense Sam Querrey, verdugo del español Guillermo García-López.
El número uno mundial no tuvo problemas para deshacerse de un Mathieu al que ha vencido en seis de las siete ocasiones en las que se han visto las caras y que no le consigue derrotar desde el año 2006, cuando Novak Djokovic tenía 19 años y empezaba a emerger en el circuito ATP.
El de Belgrado realizó un partido muy sólido, con un buen balance en cuanto al ratio golpes ganadores/errores no forzados -31/15-. Una sobriedad en el juego que aumentó después de que 'Nole' tuviera un gran día en el servicio, con el que hizo 13 'aces', se adjudicó el 88% de puntos con el primer saque y con el que solo concedió una bola de rotura al galo, que salvó.
Djokovic empezó el partido rompiendo el saque de su rival en el primer juego. Con esa ventaja, el primer parcial se le puso muy de cara y lo jugó cómodamente para, después de volverle a quebrar el servicio a Mathieu en el quinto juego, cerrarlo en media hora tras conseguir una nueva rotura.
El segundo set fue el único en el que el tenista nacido en Estrasburgo opuso resistencia a Djokovic. Y es que después de conseguir mantener su servicio en el cuarto juego, salvando dos bolas de 'break', tuvo la posibilidad de cambiar el devenir del partido un juego más tarde, con 2-2 en el marcador, pero marró la bola de rotura que le concedió Djokovic, y ya nunca más volvió a estar en el choque.
Tras ese momento, el serbio reaccionó inmediatamente y tomó ventaja en el set al romperle el servicio a Mathieu. A partir de ahí, el balcánico solo tuvo que retener su saque para hacerse con el segundo set. Una circunstancia que acabó por derrumbar al galo, que no consiguió hacerse con ningún juego más y Djokovic cerró el partido con un 'rosco'.
En la siguiente ronda, el mejor tenista del planeta según el ranking de la ATP se medirá a Sam Querrey. Un jugador al que le tiene dominado el 'head to head' al haberle ganado siete de los ocho partidos que han jugado.