Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferrer choca con Murray en cuartos de final y dice adiós a Australia

David FerrerReuters

El tenista español David Ferrer ha puesto fin a su participación en el Abierto de Australia, primer 'Grand Slam' de la temporada, tras toparse con un sólido Andy Murray, que le derrotó en un trabajado partido decidido en cuatro sets (6-3, 6-7, 6-2, 6-3).

Fue una dura 'batalla' entre dos jugadores reacios siempre a dar su brazo a torcer y que ofrecieron un buen espectáculo de tres horas y media a los espectadores de una Rod Laver Arena, que tuvo que cerrarse por la lluvia, circunstancia que ayudó más al británico.
'Ferru' volvió a chocar con el 'muro' de los cuartos en un 'Grand Slam' y ante el que suele levantar el actual número dos del mundo, que parece haber tomado la medida al de Jávea, al que derrotó por sexta vez consecutiva, después de un partido donde fue más regular y firme con el servicio.
Ferrer no había cedido ni un set en su andadura en Melbourne Park y había conseguido 'blindar' su saque en sus dos últimos partidos, pero Murray demostró ser uno de los mejores restadores del circuito y logró ser una amenaza en este aspecto, consiguiendo seis roturas y aprovechando de forma óptima las 13 bolas de 'break' que se procuró. El español también tuvo opciones (9), pero sólo sacó partido a dos que tampoco fueron 'decisivas'.
Además, el número ocho del mundo cometió demasiados errores no forzados, 54, diez menos que el tenista escocés, aunque este sí conectó muchos ganadores (49), sobre todo con su derecha, lo que término por decantar la balanza de su lado y su pase a su sexta semifinal en el primer 'grande' de la temporada.
Murray rompió en su primera opción del partido y supo aprovechar esa ventaja para llevarse el primer parcial, aunque su rival, tras evitar un nuevo 'break' con 5-3, no dio ninguna facilidad y gozó de un peligroso 15-40 con el segundo favorito sacando para recuperar sus opciones. Pero el de Dunblane las salvó y tomó la delantera.
'Ferru' no acusó el golpe y se aferró a la pista de la Rod Laver. Murray comenzó a cometer más errores y el marcador se le puso favorable al español, que con su primera rotura favorable, dominaba 4-1 en el marcador.
Pero el número dos del mundo supo rehacerse para recuperar la desventaja, empatar el partido y gozar de un peligroso 15-40 con 4-4 que no acertó a aprovechar. Ferrer tuvo bola de set al resto, pero el escocés también sobrevivió y finalmente tuvo que ser la 'muerte súbita' la que permitiese al español igualar el partido (7/5).
Este impulso no se confirmó en el tercer parcial, donde el británico desplegó su mejor tenis, dominando de nuevo el encuentro. Un 'break' tempranero le dio ventaja y el parón para techar la pista no le afectó, aunque el octavo favorito tuvo dos pelotas de rotura en la reanudación del choque.
Al alicantino le tocaba hacer lo que nunca había hecho en sus enfrentamientos con el pupilo de Amelie Mauresmo: llevar el partido a los cinco sets, objetivo que tendrá que esperar a otra ocasión. Murray rompió de nuevo a las primeras de cambio, pero el de Jávea aún tuvo fuerzas para reequilibrar la situación antes de ceder de nuevo su saque, concesión que el británico ya no perdonó.