Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muguruza: "No tengo nada que perder"

La tenista española Garbiñe Muguruza ha afirmado que afrontará su primera final de Roland Garros sin "nada que perder" después de haber logrado su mejor clasificación en el torneo, alegando además que no se siente "con la obligación de ganar" ante la número uno del mundo, Serena Williams.
"Esta vez no tengo nada que perder, así que intentaré ganar contra la mejor tenista del mundo. Eso es todo. Intentaré controlar mis emociones y espero que pueda ganar este título. ¿Por qué no?", señaló la tenista nacida en Caracas nada más confirmar su pase a su segunda final de 'Grand Slam' tras arrollar a la australiana Samantha Stosur.
Después de caer en su otro precedente de gran final, también contra Williams en el pasado Wimbledon, Muguruza comentó que no tiene "la obligación de ganar". "Lo que intentaré y haré será olvidarme de todo lo que rodee al partido y centrarme, que es lo que he estado haciendo durante dos semanas", manifestó, queriendo escapar de la presión que precede a una cita de semejante magnitud.
Por otra parte, la número 4 del ranking WTA se refirió a la dificultad que entraña medirse a la tricampeona de Roland Garros en el duelo decisivo. "El último partido tiene que ser el más duro, obviamente. Las finales tienen que ser jugadas por los mejores jugadores. Las dos mejores jugadoras del torneo están aquí, en esta final", expuso.
"Me estoy sintiendo realmente bien. He adquirido un montón de experiencia muy rápido. Me centraré solamente en lo que tenga que hacer en lugar de en cualquier otra cosa que yo no pueda controlar", aseveró la líder del tenis femenino español, orgullosa por haber madurado en su tenis con cierta celeridad.
"GARBIÑE HA CAMBIADO"
"Es verdad que Garbiñe ha cambiado. Garbiñe ha cambiado rápidamente. Y es fantástico para mí", indicó, entusiasmada por haberse superado en uno de las cuatro grandes pruebas de la temporada.
Además, Muguruza analizó sus posibilidades ante su fuerte rival, a las que se aferró indicando que ella puede ser "una dura oponente". "Ella y yo somos jugadoras a las que nos gusta dominar el juego. Si el entrenador de Serena dice que la victoria está en sus manos, está bien, puede decirlo, pero yo voy a luchar por cada punto", agregó, confiada en sus opciones.
"No es que no quiera hablar de Wimbledon. Fue una primera final, la rival fue dura y perdí, estaba tensa. Fue difícil para mí controlar el estrés. Además, la superficie era totalmente distinta", dijo, ilusionada ante la oportunidad de alzar el título en la tierra batida gala.