Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La retirada de inversores chinos perjudicaría al consumo y a la creación de empleo

El grupo Wanda tenía en mente varias operaciones comerciales en la Comunidad de Madrid. Pensaba convertir el Edificio España en un gran hotel con centro comercial incluido, para lo que invertiría 40 millones de euros y emplearía a más de 5.000 personas. La creación de un gran centro de ocio en el terreno que iba a ser destinado para el proyecto de Eurovegas era otro de los proyectos que el gigante chino tenía en mente. El grupo Wanda ha paralizado también sus negociaciones para invertir 1.200 millones de euros en el complejo de vacaciones español Marina D'or. ¿Podría la huida de Wanda provocar que otros inversores chinos dejaran sus negociaciones?