Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ostentaciones de los chinos más ricos

Wang Jianlin con 61 años y de origen humilde, se ha convertido en el chino más rico con una fortuna de 28.000 millones de euros. El dueño del gigante asiático Wanda cuenta con decenas de hoteles de lujo, centros comerciales, karaokes y salas de cine, y sus empresas se reparten por países de todo el mundo. Pese a que proviene de una familia pobre y que en numerosas ocasiones ha confesado que en su juventud sufría para poder comer, hoy en día es un millonario extravagante de quien su hijo toma ejemplo colgando en las redes sociales fotografías de sus escandalosos gastos y de sus ostentaciones, la última comprarle a su perro dos relojes de oro.