Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las mujeres, la gran debilidad del Chapo

Son la gran debilidad del mayor narcotraficante del mundo. Quien le conoce no duda en reconocer su auducia y perseverancia por conseguir lo que quiere. Es su obsesióm, motivo por el que el Chapo arriesga hasta su escondite. Aunque casado en cuatro ocasiones, por la vida de Joaquín Guzmán han desfilado decenas de mujeres. Alejandrina Salazr fue su primera esposa, se casaron en 1977 y con ella tuvo cuatro hijos, varios de ellos relacionados también con el mundo del narcotráfico. Esta pasión por las mujeres le ha llevado a casarse con la reina de la belleza. Aunque reconoce no saber nada del trabajo de su marido, junto a él tiene dos hijas. Una relación en la que apareció Kate del Castillo, por la que el Chapo quedó fascinado.