Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David, a su familia: "Vengo a degollaros y meteros en el horno"

David tiene 30 años y serios problemas psicológicos. Su única obsesión es terminar con la vida de su hermana y pasa los días amenazando a toda su familia. "Vengo a degollaros y meteros en el horno. Quiero probar carne humana", dice David. Su madre está desesperada. Teme que en algún momento el trastorno delirante de David vaya a más y termine cumpliendo sus amenazas. Por eso ha pedido ayuda a las autoridades. Le han denunciado para que la justicia les dé la razón y David ingrese en un centro. No lo han conseguido.