Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samanta Villar: "Mis contracciones eran como si tuviera un cactus dentro del vientre"

Segunda entrega de '9 meses con Samanta'. La periodista afronta el segundo trimestre de su embarazo y empieza a preguntarse qué tipo de parto quiere tener: natural, con epidural, en el agua... Existen varias opciones pero el dolor es inevitable en la mayoría de los casos. Todo lo podremos ver en la nueva entrega de '9 meses' en Cuatro, pero antes, ha compartido con Ana Rosa alguna de sus vivencias.

Samanta Villar sigue compartiendo su embarazo con los espectadores de '9 meses con Samanta' cada miércoles en Cuatro.
La periodista ha charlado con Ana Rosa sobre su segundo trimestre y cómo afrontó el momento del parto: "La epidural existe pero no te la pueden poner desde el principio. El dolor no te lo ahorras nunca", ha dicho Samanta en 'El programa de Ana Rosa'.
Durante su embarazo, Samanta ha investigado y valorado todas las opciones. "Hoy en día los partos en casa están muy controlados. Normalmente la gente sabe lo que está haciendo y tiene un hospital cerca. No es una cosa de inconsciencia".
Raúl, pareja de Samanta, experimenta qué se siente en el parto
En esta segunda entrega, la pareja de Samanta, Raúl se atreve a experimentar lo que es el parto. "Sirve mucho para empatizar. Yo siempre digo que tienen el papel de acompañar a la mujer y procurar su bienestar pero además pueden experimentar esto para poder empatizar".
Un momento que aunque resultaba una anécdota para la pareja, quisieron compartir: "Nos parecía interesante. Se hace con máquinas que se utilizan para fisioterapia pero que los médicos han descubierto que también servían para hacer esta simulación".
"El dolor de un parto es más intenso de lo que sintió Raúl"
Una simulación cuyo dolor no es igual. Samanta afirma que pese a todo, el dolor de un parto es más intenso: "El dolor no es parecido. Raúl me dice que eran como patadas y mis contracciones eran como si tuviera un cactus dentro del vientre", ha dicho Samanta, que cree que a muchos hombres les gustaría poder expermentarlo.
"Es difícil ponerse en el lugar pero yo creo que hoy en día los hombres sufren por no poder experimentar el embarazo. Ellos solo pueden sentir las patadas por fuera."