Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alessandro: "tendremos dos hijos"

Hace ocho años y medio, el conde Lecquio y María Palacios se conocían durante unas vacaciones en Palma de Mallorca. Ella era 16 años más joven que él, conocido por sus numerosas conquistas. Pocos apostaban por esta relación, pero el tiempo confirmó la estabilidad de la pareja.
Hace algo más de un año , el italiano confesaba en El Programa de Ana Rosa que volvía a ser libre. Su noviazgo con María había tocado su fin. Poco después unas fotografías sacaban a la luz un nuevo romance a sumar al extenso curriculum sentimental del conde. Se daba así a conocer su relación con Susana Molina, una joven y atractiva reportera de televisión.
Sin embargo, entre Alessandro y su ex no todo estaba acabado, como él mismo recuerda: "lo dejamos pero seguimos siendo amigos. Cada uno rehizo su vida sentimental, hablamos con frecuencia y nos veíamos a veces. Una vez solteros..."
El conde no tiene problemas en reconocer que fue la periodista la que decidió romper la relación: " La relación con Susana termina a finales de la primavera, ella me dejó. A principios de julio vuelvo con María ".
Alessandro niega los rumores que apuntan a un embarazo de María, y justifica la inminencia de la boda: "María y yo nos conocemos a la perfección y estamos convencidos de que es una apuesta de futuro. Al volver decidimos dar un paso más".
El enlace se celebrará a finales de octubre o principios de noviembre, una fecha muy cercana ya que el futuro matrimio no tiene predilección por una capilla concreta. La pareja se dará el sí quiero en Madrid ante un reducido grupo de invitados. Siguiendo la tradición, la madrina será la madre de él, y el padrino será el padre de la novia.
El colaborador del programa afirma que espera tener hijos- "dos está bien"- y que su hijo Alex está encantado con la noticia: "se lo ha tomado de maravilla porque conoce a María desde que era pequeño. Él seguirá en casa de Ana, pero nosotros tendremos que buscar otra vivienda".
El ex de Ana Obregón se deshace en halagos hacia su prometida: "es trabajadora, inteligente, de conversación amena y divertida, sensible y con carácter, con muhco carácter". Así es la mujer que ha conseguido que Lecquio siente la cabeza.