Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amador Mohedano explota

Amador Mohedano ha terminado por perder los nervios. El hermano de Rocío Jurado ya no puede más. Su reciente separación, sus problemas económicos o los supuestos ataques hacia su ex cuñado, Ortega Cano, han terminado por hacerle perder la paciencia. De ahí que, sin pensárselo dos veces, haya reaccionado de esta forma ante los medios: "A ver si me dejáis de una puta vez".
Acostumbrados a ver a un Amador Mohedano siempre sonriente y muy dispuesto a colaborar, esta actitud sorprende y mucho. Pero no era menos. Según ha contado la colaboradora de 'El programa de Ana Rosa', Beatriz Cortázar, esta reacción responde a unos hechos. Al parecer, el hermano de la tonadillera estalló cuando una vecina le llamó para advertirle que se había dejado el maletero abierto y que había unos periodistas grabando su interior. "Puede tener ahí cosas privadas suyas y cualquiera en su lugar hubiésemos reaccionado igual", ha salido en su defensa.
Amador, molesto con este hecho, explotó cuando comenzó el aluvión de preguntas acerca de los últimos acontecimientos. "¿Qué me queréis poner nervioso, no? Dejarme tranquilo. Ya está bien. Os los suplico. Dejarme vivir tranquilo", les suplicaba. Y la cosa se complicó cuando le nombraron a Antonio David Flores, ex marido de su sobrina Rocío Carrasco, y al padre de su nieta: "Preguntarles a ellos que seguro que tienen muchas cosas que decir".
La reacción se producía sólo unas horas antes de que el ex marido de Rosa Benito aterrizase en el aeropuerto de Madrid acompañado de su hija Rosario Mohedano procedente de Italia. En ese momento, tanto él como ella se mostraron amables, sonrientes y mucho más relajados. Amador incluso se atrevió a bromear sobre la supuesta actitud violenta que tuvo con Ortega Cano: "Nuestra eralción es maravillosa a pesar de los pesares".
Esta actitud corrobaraba lo que Beatriz Cortázar decía tras ver el vídeo: "No creo que ningún periodista de los que estemos aquí haya tenido nunca queja de Amador. Siempre ha hablado y ha dicho". La colaboradora del matinal ha terminado insistiendo: "No es que tenga mal genio, es que esto desespera".