Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana Rosa muestra a unos padres adoptivos las imágenes de su hija sana y salva en Haití

La niña está viva y en perfectas condiciones. Gracias al programa de Ana Rosa, Francisco y Ana Belén han podido ver con sus propios ojos las imágenes de su hija adoptiva a la que estaban a punto de ir a recoger antes del terrible terremoto de 7 grados en la escala Richterque ha devastado la región de Haití. Con todos los papeles en regla, piden al Ministerio de Exteriores que les ayude a evacuarla.
zona alta de montaña
miedo de Francisco y Ana Belén
"Toda la parte inferior de la montaña ha quedado destruída, la carretera, todo
si no les llegan agua y alimentos
La incertidumbre les ha causado un gran sufrimiento, después de dos años tramitando papeles para poder traer a su hija, pero gracias al programa de Ana Rosa, que ha encontrado a la niña sana y salva, respiran un poco más tranquilos sabiendo que está viva y que está recibiendo la atención médica y alimentaria necesaria por parte de las ONG's desplegadas en la zona.
La pareja pide al Ministerio de Exteriores que les ayude burocráticamente para taerla lo antes posible, ya que el pasaporte no se puede imprimir allí tras los daños materiales causados por el terremoto. "Nosotros necesitamos que nos faciliten el papel para poder sacarla, un visado o un salvoconducto. Tenemos toda la documentación en regla, ya lo sabe el Ministerio, y queremos que inmediatamente se pongan manos a la obra para poder evacuar a nuestra hija de allí. Hemos contactado con la directora del orfanato, nuestros papeles los tienen todos preparados para poder sacarla con la sentencia del tribunal de Haití que reconoce que la hija es nuestra y necesitamos simplemente el salvoconducto para que pase la frontera".
Con la habitación de la niña preparada hasta el último detalles, esta familia y otras dos más que se encuentran en un caso similar, esperan poder reunirse pronto con sus hijos.