Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ángel Cristo quería volver al circo en verano

La repentina muerte de Ángel Cristo nos ha pillado a todos por sorpresa. También a sus amigos. Dicky Fagioni, ex compañera del domador y propietaria del 'Circo Americano', se lo ha contado a 'El programa de Ana Rosa'. "Hablé con él hace un par de semanas y lo noté muy bien", ha explicado en una entrevista telefónica.
La artista circense, que estuvo con Ángel Cristo en Navidades, ha comentado que "estaba anímicamente recuperado". Según ella, el circo le devolvió la vida al domador que recientemente se había visto envuelto en diversos escándalos y que sufría un enorme deterioro físico y psíquico.
"Nos comentó que le gustaría volver a incorporarse al circo en verano", ha explicado Dicky que también ha querido puntualizar que el domador "fumaba mucho y tenía los pulmones muy tocados". "Aunque estaba recuperado de otros problemas, ya tenía una edad", ha dicho.
Poca gente en Alcorcón
En el momento de la entrevista telefónica Dicky Fagioni estaba de camino al hospital de Alcorcón, donde Ángel Cristo fue ingresado anoche una hora antes de su fallecimiento: "Voy para estar con Bárbara y darle el pésame a los hijos". "Vendrá mucha gente del circo porque mucha gente le quería. Ha sido un golpe muy duro para todo el mundo del circo", ha continuado.
Precisamente las declaraciones de la artista contrarrestan con las del centro hospitalario. Al parecer, según éste, no localizan a ningún familiar de Ángel Cristo para organizar el sepelio. De hecho, a primera hora de la mañana no se sabía si el Ayuntamiento instalaría una capilla ardiente o si habría un velatorio más privado en un tanatorio. El único dato conocido era que el domador sería enterrado esta misma tarde en el cementario de La Almudena.
Lo cierto es que sus hijos no fueron esta mañana al hospital, aunque sí lo hicieron anoche. Bárbara Rey, la ex mujer del domador, y sus dos hijos, Sofia y Ángel, estuvieron acompañando al domador en las horas previas a su muerte. A su salida del centro, todos lucían un semblante triste y serio y no quisieron hablar con los medios. Bárbara, que estuvo junto a sus hijos en todo momento, dijo que era "Sofia la que debía hablar". Sin embargo, su hija, a la que hemos escuchado hablar mal de su padre, no tuvo fuerzas para hacerlo.
Separaración familiar
En los últimos años Ángel Cristo y su familia se habían distanciado, aunque "había habido varios intentos de reconciliación", ha explicado Luis Rollán. El problema, según Paloma Barrientos, lo desencadenó "la afición a las drogas". "Esa soledad de Ángel Cristo la buscó por el mundo en el que se metió", ha dicho la colaboradora de 'AR'.
Beatriz Cortázar ha añadido que esto no es algo nuevo, "Bárbara lo ha contado muchas veces, no es ningún secreto" e incluso "él reconoció que estaba enganchado a la cocaína". Además, sufría otra adicción: el juego. "Bárbara ha explicado alguna vez que empezó a ir con Ángel al Casino porque estaban crisis y era la forma de no tener que hablar", ha explicado.
La periodista también ha contado que "hubo momentos en que (Ángel) ganó auténticas milonadas". De hecho, según ha contado Paloma Barrientos, para la que el mejor momento de la vida del domador fue durante su matrimonio con Bárbara Rey, "tenía hasta candelabros de plata en la roulotte, era alucinante. Tenía hasta un jardicinto".