Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio del Castillo: "Miguel se está quedando con la policía y con toda la sociedad"

La cuarta sesión del juicio a los mayores por el asesinato y desaparición de Marta del Castillo ha estado marcada por la declaración de los padres de la joven. Antonio del Castillo ha reconocido que no vio ni oyó nada cuando acudió al piso de León XIII sobre las 00.30 h., lo que contradice la declaracion de María, la novia del hermano de Miguel. Además, el abogado de la familia de Marta ha solicitado la nulidad del proceso contra el menor 'El Cuco' por considerar inconstitucional la celebración de dos juicios paralelos que no coinciden en el relato de los hechos.
Minutos antes de entrar en la sala donde se celebra el juicio por el asesinato de su hija, los padres de Marta del Castillo aseguraban: "Hoy será el primer día que se escuchen verdades en esa sala, hasta ahora no se han dicho más que mentiras". Con esta voluntad, Antonio y Eva se han encontrado cara a cara con Miguel Carcaño, el asesino confeso de su hija, en la sala donde han prestado declaración ante el juez en calidad de testigos en la cuarta sesión del juicio.
La jornada ha comenzado con la intervención de Calero, el abogado de la familia de Marta, quien ha solicitado la nulidad del proceso contra el menor 'El Cuco' vía recurso de amparo ante el constitucional y también la del proceso judicial actual por considerar inconstitucional la celebración de dos juicios paralelos cuyo relato de los hechos no coincide. Tal y como explicaba Nacho Abad, colaborador de 'El programa de Ana Rosa', Calero estaría considerando que se está violando el derecho fundamental de la imparcialidad de los jueces: "Un solo hecho no puede dar lugar a dos descripciones de cómo sucedió". Además, Calero ha solicitado un careo entre los acusados en el juicio de los mayores, y el menor acusado y ahora absuelto 'El Cuco'.
Por su parte, Carrión, el abogado de Francisco Javier Delgado, el hermanastro de Miguel, ha mostrado su conformidad al respecto, y ha asegurado que él también solicitó la celebración de un juicio único.
La declaración de Antonio del Castillo
Antes de comenzar a declarar Antonio del Castillo ha dirigido una mirada fugaz y heladora a los cuatro acusados sentados en el banquillo de la sala, entre los que se encuentra el asesino confeso de su hija, Miguel Carcaño.
Antonio ha comenzado el relato de los hechos del día en que desapareció Marta: "Marta estuvo toda la mañana ayudando a su madre, pidió dinero a su abuelo para comprar, después de comprar, comió en casa con nosotros y sus hermanas". Después ha relatado que se encontró con Miguel y Marta, y que le dijo a Miguel que no le gustaba que la llevara en moto, a lo que él respondió que estaba allí de paso. A continuación él subió en ascensor y les dejó a ellos en el portal.
La clave de la declaración de Antonio se sitúa en sus movimientos a las 00.30 h. de la madrugada del 25 de enero, cuando Antonio acude al piso de León XIII, donde presuntamente Miguel asesinó a Marta. Antonio ha asegurado que no vio luz ni oyó nada, a pesar de que golpeó las persianas de la vivienda, que conocía porque meses atrás ayudó a llevar un sofá a la casa de Miguel. El relato de los hechos así contado contradice la declaración de María García, la novia del hermano de Miguel, que afirmó encontrarse a las 00.15 h. en el salón del piso de León XIII leyendo y con luz.
A las 02.00 h. Antonio del Castillo presentó una primera denuncia , y a las 05.30 h., una segunda, asustados ante el hecho de que Marta no respondía la teléfono desde las 21.00 h. A la pregunta de si sospechó de Miguel cuando puso la denuncia, Antonio ha contestado: "Sospechó de Miguel, porque fue al único que ví con Marta".
La parte más dura del juicio ha llegado cuando el juez le ha preguntado a Antonio del Castillo cómo se encuentra. El padre de Marta ha reconocido que ha estado un año con psicólogos y psiquiatras, y tuvo que estar cuatro meses de baja laboral: "Estoy desesperado por encontrar a mi hija. Escuchar una versión y otra y otra te hace sentir impotente. Este individuo se estaba quedando con la policía y con toda la sociedad. Vivir todos los días en una incógnita, martirizándote... es un continuo machaque diario". Antonio ha concluido su declaración mostrando su deseo de encontrara el cuerpo de su hija: "Si se encontrase el cuerpo, mejoraría mucho mi sufrimiento".