Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beatriz Cortázar: "El acuerdo de separación se rompió por asuntos familiares, no monetarios"

La separación de Espartaco y Patricia Rato sigue complicándose. El torero no habla sobre el tema y su ex evita ciertas preguntas. Por eso, no quiso decir nada cuando le preguntaron si el diestro había anulado su viaje a África para preparar la comunión de su hijo: "Eso creo que se lo tendríais que preguntar a él".
Patricia Rato había ido al aeropuerto a despedir a su hija pequeña, quien pasará el próximo mes y medio estudiando inglés en Inglaterra, cuando fue sorprendida por los periodistas. Patricia, que a pesar de la situación se mostró muy amable con la prensa, aseguró: "De sus planes quizás es él quien tiene que hablar".
Paloma Barrientos, quien explicó este martes en 'AR' que el torero estaba preparando un viaje a África a cazar con sus amigos y desconectar, revela en vanitatis.com que Espartaco ha anulado el viaje. Al parecer, se habría quedado en España para ayudar a Patricia, que hasta ahora ha capeado todo el temporal en el que está envuelto la pareja.
Tensiones familiares
Recientemente Espartaco no quiso ratificar el acuerdo amistoso de separación que había firmado con su ex, por lo que la pareja tendrá que enfrentarse a un divorcio contencioso. "Las condiciones que tenían en ese convenio de separación eran unas condiciones muy normales", ha aclarado Beatriz Cortázar, que este sábado publica toda la información del tema en la revista 'Hoy mujer' y que ha asegurado que todo se debe a "tensiones entre familias".
Beatriz Cortázar ha insistido en que el convenido se firmó recientemente "y no en 2005 como se había especulado". Según ha podido saber la periodista, la pareja había tenido problemas como cualquier otra pero nunca hubo una separación entre ellos. "Hace tres años y medio, Espartaco nombró a su mujer apoderada de todas sus empresas y esos poderes se los quitó hace 15 días", ha contado.
"Seguramente, salvo que Espartaco cambie de opinión, van a ir a un divorcio contencioso", ha continuado la periodista. La ex pareja, que inicialmente compartía abogado y que "ahora tienen dos distintos", tendrá que solucionar sus problemas en los juzgados.