Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Belén ha bailado mal pero no es consciente porque no tiene sentido de la autocrítica"

Con su incondicional bolso a cuestas y con las perlas al cuello, Carmen Lomana ha entrado entre aplausos en el plató de Ana Rosa. La última expulsada de 'Más que baile' ha hecho un análisis de su paso por el concurso y ha hablado, cómo no, de sus compañeros. Las mejores frases de la reina del glamour, que no quiere líos, han sido las dedicadas a Belén Esteban: "Está un poco programada para la pelea".
Carmen Lomana, que está deseando irse de vacaciones, ha hablado de la de San Blas, sobre la que dice sentir cierta simpatía: "Yo cuando la conocí siempre he pensado que era una persona de buen corazón". La bailarina más moderna de la tele ha asegurado que no ha tenido ningún problema personal con la co presentadora de 'Sálvame' y no tiene intención de entrar en ninguna guerra, como ya dijo en su día cuando fue acusada de espiarla. "¿Espía de qué?", ha vuelto a repetir este jueves.
Lo que no le gusta de ella son sus bailes: "Es evidente que es la que peor baila, pero ella no es consciente porque no tiene ningún sentido de autocrítica". Lo ha dicho consciente de que sus palabras iban a dar de qué hablar en 'Sálvame' y también sin ánimo de lamentarse por su expulsión. "Estoy muy contenta, casi mejor, porque no estás en el enfrentamiento final. Creo que he quedado muy bien, yo tengo la idea de que he hecho lo que tenía que hacer", ha dicho.
La actitud de Belén
Tampoco ha dejado escapar el tema de los ensayos. "Yo no le he contado las horas, ha ido por allí...", se ha limitado a decir sobre las polémicas que giran en torno a la Esteban. La mujer de la flor en la solapa ha dejado sus palabras a la libre interpretación de cada uno. Lo que sí ha dicho, y esta vez muy claro, es que ha habido notas de Belén con las que no ha estado de acuerdo: "El día que le dieron un 10 había un gran frustración en todos, y no me estoy excluyendo".
La reina del glamour ha seguido soltando pequeñas perlas y ha explicado cómo es la dinámica del concurso. Además de explicar que no pueden elegir a sus compañeros de baile, ha asegurado cómo va el asunto del dinero: "En ese programa nos están pagando a todos cada semana y a parte de eso, si ganamos o perdemos, nos dan 10.000 euros para una ONG. Ahí todo el mundo está cobrando".
Otros concursantes bailarines
Carmen Lomana, que reconoce que ha habido días en que ha bailado fatal y otros mejor, ha hecho una análisis de otros compañeros. Ha dedicado especiales halagos a Helen Lindes. "Helen se esforzó mucho y creo que estaba bailando muy bien, es una niña muy buena, que nunca se ha metido con nadie", ha dicho la bailarina que asegura que su expulsión fue injusta.
"El mismo Nadal no es que fuera un gran bailarín, pero no sabes cómo se lo curraba, cómo estaba, cómo se ponía de nervioso...", ha continuado contando. También ha tenido palabras para Juan García. Del ex mister España ha dicho que "era una tabla y no tenía rigidez". "Me parece injusto que la gente no valorase ese tipo de cosas", ha dicho.
Desde luego, Carmen ha reconocido los méritos de muchos. Sin embargo, igual que no se ha deshecho en halagos para Belén Esteban, tampoco lo ha hecho con Edurne. "Yo la adoro pero hay que tener en cuenta que ha estado dos años haciendo de Olivia Newton John", ha dicho sin reconocer su mérito.
La 'familia' Lomana
Con todo esto Lomana no ha tenido ninguna intención de ser polémica y de hecho ha ido aclarando las DUDAS que había. Por eso no ha dudado en explicar las declaraciones de Kiko Hernández que contó en 'Sálvame' que su chofer Wilson y sus nueve hijos se habían dedicado a llamar al concurso para salvar a su 'jefa'.
La siempre elegante Carmen ha dicho que eso no es ningún secreto: "Yo lo conté entre risas". "No tengo una familia muy grande, mis hermanos están cada uno en su sitio y no me votan, pero tengo a los hijos de Wilson que sí me votan", ha explicado. Y es que para ella, son como su familia: "El verdad. Sandra (su asistenta) y Wilson están en perfecto derecho de votarme y yo en mi perfecto derecho de pagarles la cuenta de teléfono".
 Y puestos a hablar de Belén... No se podía pasar por alto sus enfrentamientos con el jurado: "Yo estoy en el jurado y con el carácter que tengo, me levanto y digo: 'o abandono la sala o la abandona usted porque esto no se puede aguantar". Y es que para ella fue demasiado el enfrentamiento de la Esteban con Víctor Ullate y Aída Gómez. "A mí me han dicho cosas que no me han gustado pero no he arremetido contra ellos", ha dicho.