Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beppino Englaro: "¿Cómo no ibamos a respetar lo que ella esperaba de nosotros?"

El padre de Eluana, en el plató de Ana Rosa.telecinco.es
Eluana Englaro tenía 21 años cuando sufrió un accidente de tráfico que la dejó en estado vegetativo durante 17 años, hasta que sus padres lograron que se le desconectase de las máquinas que la mantenían artificialmente con vida. Fue una batalla dura, pero sus progenitores siempre tuvieron presente que estaban actuando conforme a la voluntad de su hija y eso les dió fuerzas para no cesar en su empeño.
"Ella había percibido estos peligros y dijo muy claramente: A mi nunca me hagan eso, si me pasa, que no intervengan", relató a Ana Rosa Beppino Englaro, el padre de la chica y que ha visitado por primera vez un plató de televisión en España para presentar el libro en el que narra toda la historia.
"En las navidades de antes del accidente nos había escrito: 'nosotros tres formamos un núcleo muy fuerte, basado en respeto y ayuda recíproca'. ¿Cómo no ibamos a respetar lo que ella esperaba de nosotros?", se preguntó Englaro.
Eluana entró en coma profundo tras sufrir un accidente de tráfico. Como explicó su padre, "normalmente ese estado puede durar entre cuatro o seis semanas. Si no lo supera, se considera estado vegetitivo". Desde entonces Eluana no dio señales en su cerebro de tener ni una mínima percepción del mundo y, viendo que era algo definitivo, decidieron cumplir los deseos de la chica.
No lo tuvieron fácil. Tras una batalla legal, se sucedió una política, ya que el presidente del país, Silvio Berlusconi, se opuso en todo momento. Para el padre de Eluana no hay otra explicación para esta rechazo que el que le "informaron mal". El mismo Beppino, que nunca enseñó fotografías de su hija en coma, invitó al político a que visitase a su hija y viese realmente en el estado que se encontraba.
Por fin, el 9 de febrero de 2009, Eulana descansó. Beppino está seguro, tras consultar a expertos, que ella no sufrió. Ahora la Fiscalía les investiga, pero él que insiste en que las "cosas estaban claras, había una sentencia, un decreto ley...", no muestra ningún temor. "Hay una investigación porque la Fiscalía no quería dejar nada desatado. es cuestión de tiempo y todo se aclarará. No estamos preocupados. Sabemos que hay algo qiue había uqe hacerse", concluyó.