Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanca Cuesta y Borja Thyssen, sin nombre para su futuro hijo porque pensaban que era niña

La relación entre la Baronesa Thyssen y su hijo Borja sigue sin mejorar. Ella vive por su lado y él, por el suyo. Tanto es así que el heredero de Tita se ha instalado en Barcelona junto a su mujer Blanca, hasta que nazca su segundo hijo. Allí, la pareja se ha mostrado muy feliz y ha hablado por primera vez sobre el embarazo.
Felices, contentos y muy relajados. Así se mostraban Blanca Cuesta y Borja Thyssen-Bornemisza en su paseo con su hijo Sacha. "Estoy muy bien y encantada", aseguró ella cuando le preguntaron sobre su futura maternidad. La pareja espera un niño que nacerá este verano. "No sabemos cómo lo vamos a llamar, porque yo sólo había pensando en nombres de niña", aseguró Blanca.
Igual de cercano, se mostró Borja que explicó que siempre están de "arriba para abajo". La pareja, que se casó en octubre de 2007, vive entre Madrid y Barcelona, como ha explicado Beatriz Cortázar. "Están instalados en Barcelona porque van a esperar que nazca su segundo hijo", ha explicado la colaboradora de 'El programa de Ana Rosa'. Al parecer, "el pequeño Sacha ya está yendo a la guardería allí".
Volver a Madrid
La idea es que su segundo hijo nazca en la ciudad condal porque Blanca ya tiene el médico allí. "Van a esperar a que nazca el niño a finales de julio, principios de agosto y luego, en septiembre, volverán a Madrid", ha explicado Beatriz.
Una vez en Madrid, todo apunta a que "se instalarán en Pozuelo de Alarcón, en la zona donde están los futbolistas". "La idea inicial es alquilar y si les gusta la zona comprarán una casa para instalarse", ha continuado explicandoo Beatriz Cortázar.
Con Tita, todo igual
De lo que sí no quieren hablar es de las difíciles relaciones que Borja mantiene con la Baronesa Thyssen, que este viernes 23 de abril está de cumpleaños. "De eso no quiero hablar, gracias", ha dicho.
Tampoco habla de ese tema la propia Tita Cervera. Sólo dice que se alegra mucho de que Blanca y Borja estén bien, pero nada más. De hecho, ni siquiera soplará sus 67 velas en compañía de la pareja: "Lo voy a celebrar tranquilamente".
Miguel Ángel Nicolás ha matizado que lo hará "junto a sus dos gemelas". Para él, "las declaraciones de Blanca y Borja han sido el regalo" que le han hecho a la Baronesa, a pesar de que recientemente haya asegurado que el embarazo le da igual.