Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Borja Thyssen y Blanca Cuesta ya son papás!

Borja Thyssen y Blanca Cuesta han sido padres de un niño al que han llamado Sacha. El bebé ha nacido en la clínica Universitaria de Seus, en Barcelona. La pequeña ha pesado tres kilos con 400 gramos. Y.. sì, Tita Cervera ya ha conocido a su nieta.
Después de su polémica boda el pasado octubre, Blanca y Borja, por fin, se han convertido en padres de un niño a pesar de las objeciones de la madre de él. El nombre del retoño, Sacha, es el mismo que el de su padre pero en ruso. Blanca Cuesta, la madre del pequeño ingresaba en el hospital Universitario de Seus, en Barcelona, sobre las cuatro de la tarde. A las doce de la noche, Tita Cervera fue a visitarles y estuvo allí hasta las tres de la mañana. La niña ha pesado 3 kilos con 400 gramos y está perfecta.
Dicen de Borja que ha recibido la mejor educación que un niño puede tener; Tita Cervera siempre le ha zambullido en el mundo del arte. Cuando su madre conoció a Heini Thysses, en la primavera de 1982, Borja iba a cumplir dos años. Desde pequeño su principal preocupación ha sido la lucha por su herencia pero la fortuna del barón fue dividida entre todos los hermanos, incluyéndole a él.
Su madre siempre ha estado a su lado. Han mantenido una relación muy sólida hasta que apareció en sus vidas Blanca Cuesta. Nadie se imaginaba que el niño mojigato y callado, que adoptó el barón después de su matrimonio con Tita y última esposa, se revelaría algún día. Sorprendió a todos con una noticia inesperada: no sólo se casaba, también anunciaba que sería padre. Tras muchas dificultades con su madre dio el 'si, quiero' en octubre de 2007. La baronesa, como ya advirtió, fue la gran ausente del enlace. No está de acuerdo con la forma de vida que llevan, considera que vender exclusivas no es un trabajo.
Tita Cervera soñaba para su hijo un futuro mucho más discreto y elegante. Pero esto no es lo único que no le gusta a Tita, afirma que su nuera es una chica muy corriente que no tiene la formación de su hijo; considera que ella está con él sólo por su fortuna. "El problema es que mi hijo no es tan rico como se dice. Borja recibió un legado acordado con los herederos de mi marido, pero a este ritmo que llevan se lo gastarán en un año. Luego, dependerá de mí y yo no estoy dispuesta a mantener a gente que no hace nada y no tiene ningún plan de trabajo. Borja estaba preparado para muchas cosas, ahora se ha quedado en nada", aseguraba Carmen Cervera en el periódico el mundo.
Pero la pareja dijo que se casaba y así lo han hecho, ahora Tita es abuela y parece que esto le va a ablandar el corazón.