Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Campanario: "La niña no es ninguna carga, la madre es una cruz"

La frágil tregua entre Belén Esteban y María José Campanario ha acabado por romperse. La actual mujer de Jesulín aseguró a una revista, que Andrea, la hija del torero y Belén, es un "sambenito", algo que indignó a la madre. Ahora, Campanario ha matizado sus palabras y ha asegurado que el "sambenito" es que siempre le pregunten por ella. Y, por si no quedaba claro, insistió: "Para mi la niña no es ninguna carga, es la madre la que es una cruz".
Nunca han sido amigas pero, tras meses de tregua, han vuelto a saltar chispas de odio entre Belén Esteban y María José Campanario. Todo comenzó por una entrevista en 'Diez minutos', en la que María José Campanario se refería a la hija de Belén y Jesulín como "el sambenito que me va atocar llevar toda la vida". La mujer del torero, sin embargo, ha querido destacar que se han malinterpretado sus palabras y que no se refería a la niña, sino al hecho de que los periodistas le preguntasen por ella.
Pero Campanario no ha concluido ahí. La mujer de Jesulín, normalmente muy discreta ante los medios de comunicación, ha avivado la polémica con la siguiente frase: "Para mi la niña no es ninguna carga, es la madre la que es una cruz y se lo digo desde aquí".
La indignación de Belén Esteban, madre coraje, no se podía hacer esperar. Cuando supo que le había llamado "sambenito" ya dejó claros varios puntos. Primero, que la niña "se llama Andrea Janeiro Esteban" y no sambenito. Segundo, que su padre está orgulloso de ella y que eso es algo que Campanario debe aceptar. "Que le pregunten a su padre si Andrea es un sambenito o no", recalcó.
Por supuesto, las nuevas declaraciones de la mujer del torero tampoco podían quedar sin réplica y Esteban utilizó a Rollán como mensajero de sus palabras en el plató de Ana Rosa, alertando de que es mejor que María José se vaya preparando para una vez que pase la comunión de su hija. Ahora no quiere líos. Pero, amenaza con hablar mucho más claro a partir del 17 de mayo.
Por su parte, María José Campanario ha querido incluso entrar en directo en el programa. En una conversación telefónica ha asegurado que está harta de que se la malinterprete y ha nmanifestado que "preferiría una ex como Vicky Martín Berrocal".
Además, recalcó que, que ahora hable cuando siempre ha estado callada, se debe a su cansancio y que no busca un puesto de colaboradora, como había sugerido Paloma Barrientos.