Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chiqui: "Amor es la única putifero que hay en la casa"

A punto de finalizar 'Gran Hermano: el reencuentro', Chiqui analiza su paso por el reality. A diferencia de lo ocurrido en otro casos, la concursante murciana si ha conseguido superar las rencillas con su compañera de viaje y asegura que Ana y ella serán amigas para siempre.
Con un minishort vaquero, taconazos y una flor en el pelo, Chiqui, una de las concursantes más divertidas que han pasado por 'Gran Hermano' llegaba dispuesta a hacer un repaso a todos los concursantes que han pasado por 'el reencuentro', especialmente, los finalistas.
Sin embargo, la primera preocupación del equipo ha sido la posible maternidad de la murciana, que negaba tajantemente que estuviera esperando un hijo. , ha asegurado la joven.  "Tenía quince días de retraso pero eran los nervios"
"Ainhoa ha demostrado que sabe jugar sucio"
Se hicieron inseparables en la primera etapa de 'Gran Hermano: el reencuentro' pero pronto pasaron a ser enemigas irreconciliables, protagonizando algunos de los enfrentamientos más sonados dentro de la casa, en la que entró con cierto miedo porque le parecía "una casa de locos".
Una semana después de su salida, Chiqui mantiene que Ainhoa "es insoportable porque si pasas y no haces lo que ella quieres eres su rival".
Muy enfadada, la murciana ha arremetido duramente contra Ainhoa, con quien la reconciliación es absolutamente imposible. "Ha demostrado que es una arpía que juega sucio. Me quiso poner en contra de Pepe y de Jorge y me veía rival. Nico y Ainhoa son indenfendibles, son unos barriobajeros y Ainhoa ha demostrado que sabe jugar sucio. La  mascota de Pepe es ella ahora mismo."
Su relación con Pepe
Aunque tras su salida de la casa, su opinión sobre Pepe ha cambiado ligeramente, Chiqui ha reconocido que dentro de la casa el madrileño le demostró que era su amigo y que le quería ahí. Sin embargo, su relación con él poco tiene que ver con la que la murciana tiene con su inseparable Iván. "No se parece en nada a Iván, le da mil vueltas a Pepe, que no tiene amigos fuera ni los va a tener. Me demostró su amistad, sé que es pura estrategia y no me iba a escoger porque soy una rival", ha confesado mientras aseguraba que a Pepe le estaría bien empleado quedar segundo.
Respecto a la compañera de Pepe, Chiqui ha asegurado que es una "mosquita muerta que sólo come y duerme".
Su relación con Amor
Otro de los momentos más recordados de esta edición fue la imitación que Amor hizo de Chiqui, que la cartagenera no ha terminado de encajar muy bien. Yo con Amor me llevaba dentro de la casa. Ella es la falsa y si quiere respeto que lo tenga." "La única putiferio de la casa es Amor.
Enfadada con los comentarios, Chiqui no parece perdonar los comentarios que hizo la canaria y aunque ha asegurado que se llevan bien, la pide que viva su vida y que la deje en paz porque la sorprende lo que ha hecho fuera.
La relación con la otra implicada en la broma, Melania, tampoco es santo de la devoción de Chiqui, que ha manifestado en más de una ocasión su animadversión hacia la concursante. ". Allí vas a convivir y no ha ser un mueble y una amargada como ella." Con Melania no me dirigía la palabra porque se creía superior cuando somos todos iguales
Chiqui y Ana Toro, amigas para siempre
Afortunadamente, Chiqui supo cumplir su misión dentro de la casa y pasó del odio al amor con Ana Toro, su compañera de viaje. "Con mi compañera muy bien. Ana y yo vamos a ser amigas para siempre", ha confesado mientras reconocía que Nico sabía por donde llevarla y se aprovechaba de ella .
Su opinión sobre el italiano poco tiene que ver con la que tiene de su amiga y entre risas ha confesado que Nico no es un hombre, que no se comporta como tal o que al menos eso es lo que le ha dicho su amiga Ana. , dice contundentemente. "Es un ogro"