Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Conexión en directo entre Casillas y Ana Rosa

Un poco de hilaridad en el Programa de Ana Rosa. Entre las malas noticias de salud de la Duquesa de Alba y los problemas con la herencia de Rocío Dúrcalentre Junior y sus hijos, Ana Rosa Quintana ha bromeado en directo con el portero del Real Madrid, Iker Casillas.
Era la presentación de una serie de anuncios. El Programa de Ana Rosa tenía conexión en directo con la rueda de prensa que estaban dando Javier Fesser y Casillas.
La presentadora del programa de Telecinco ha trasladado una pregunta al portero del club de Chamartín: ¿Te dedicarás también al mundo de la publicidad o el cine?
Iker ha contestado que no, que se queda con el deporte: "es lo único que he visto en la vida que se me da bien". A continuación, los colaboradores de Ana Rosa han bromeado sobre la vinculación del portero con la directora del programa, a lo que ella ha contestado entre risas: no hablo de mi vida privada. De modo que Ana Rosa no engrosarála lista de romances que se vinculan con el jugador.
Encerrado entre mujeres
El guardameta del Real Madrid ha protagonizado unos anuncios de corte humorístico en los que se enfrenta a situaciones peligrosas. Una de ellas es tan 'temeraria' como encontrarse en un ascensor con un grupo de mujeres en actitud lujuriosa.
Se trata de una campaña llamada 'Me siento seguro' en cuyos cuatro spots se enfrentará a una sesión de acupuntura con un practicante oriental de escasa fiabílilidad, se subirá en un taxi con un chófer corto de vista y le dejará su vehículo al aparcacoches de una fiesta que resultará no ser tal.
El autor de los anuncios es Javier Fesser, triunfador en la gala de los Goya con su cinta 'Camino' sobre una niña que padece una enfermedad terminal en el seno de una familia del Opus Dei.