Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a la banda albano-kosovar que agredió a José Luis Moreno

La banda está compuesta por ocho personas muy violentas; cinco hombres albano kosovares y tres mujeres, una española y dos polacas. Han cometido 29 atracos en viviendas, y podrían estar implicados en 60 atracos más con violencia.
La detención se ha realizado dentro del marco de la "operación nuna-aguacate", en una acción conjunta entre la policia nacional y la guardia civil. La detención se ha practicado en el piso de los atracadores en el barrio de Carabanchel en Madrid. En el registro practicado se han encontrado pistolas, 2.3 kg de cocaína, 10.185 euros, joyas y objetos de valor, aparatos electrónicos, documentación falsa, dos vehículos propios y otros ocho robados. La policía se ha incautado con un escáner que la banda usaba para revisar si les habían puesto alguna baliza en el coche con el que realizaban escuchas.
Estaban muy bien organizados y tomaban muchas medidas de prevención. Cambiaban habitualmente de casa y cada 10 días de teléfonos, hasta el punto que durante la operación los efectivos policiales han tenido que intervenir unas 70 líneas telefónicas.

El jefe de la banda está implicado en el asesinato de un policía albanés y en un asesinato ocurrido en El Molar (Madrid). Se le relacionó también, el pasado 7 de enero en un asalto a un chalé de La Moraleja (Madrid) y a partir de aquí se inició la investigación.
Entre los objetos incautados a la banda, se han encontrado unas monedas conmemorativas de Moscú'80, sin ningún valor, que fueron sustraídas a José Luis Moreno, y que ya ha reconocida como propias. Servirán de prueba para acusarlos del atraco al artista.
El asalto a la casa de José Luis Moreno
El 19 de diciembre del 2007, a la hora de la cena s encapuchados entraron en casa de José Luis Moreno. En un principio el productor pensó que era todo una broma, pero pronto vio que no era así. Los atracadores querían conseguir las claves de la caja fuerte que Moreno se negó a darles. Le propinaron una brutal paliza, le dieron un hachazo en la cabeza y un fuerte golpe que casi le hace perder un ojo mientras luchaba contra ellos.
Fue encerrado con el servicio en un cuarto, mientras los encapuchados se llevaban 300.000 euros entre dinero en efectivo y objetos de valor. Al principio se hablaba de una venganza, pero José Luis Moreno siempre lo ha negado y ahora parece demostrarse que tenía razón.