Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Duquesa de Alba no quiere hablar de su supuesto primo bastardo

La salud de Cayetana va viento en popa. De amores, la Duquesa de Alba tampoco se puede quejar. Sus problemas son ahora por motivos familiares. Según publicó este domingo 'La Otra Crónica' de 'El Mundo', a la noble le ha salido un primo bastardo. Fernando Artacho reclama el apellido Fitz James Stuart. Un tema del que la propia Cayetana no quiere hablar.
Estamos acostumbrados a ver a la Duquesa especialmente simpática con la prensa y cuando no contesta nos llama la atención. Pero hay temas de los que es mejor no decir ni mú. Eso piensa Cayetana cuando le preguntan sobre su supuesto primo bastardo. Y hasta llega incluso a separar las cámaras de malos modos.
Tampoco habla del tema Alfonso Díez. El amigo de la Duquesa hace oídos sordos y cuando le preguntan es así de claro: "No vayan por ahí que no tienen ni idea. A ella no le interesa nada".
Según publicó 'El Mundo', Fernando Artacho sólo quiere el apellido que le correspondería. Nada de dinero y nada de títulos. Lo que pretende el sevillano de 79 años es ser considerado biznieto del XV Duque de Alba. Y es que, según ha señalado Beatriz Cortázar, "el supuesto primo es un señor de muchos posibles, con una fortuna propia".
'La Otra Crónica' señala que ha contratado un abogado para interponer una demanda de filiación por paternidad. Si los miembros de la Casa de Alba no están conformes, al juez no le quedará otra que paracticar la exhumación de los restos del noble.
Alfonso entra en el círculo
Pero no todo son problemas para la Duquesa. Cayetana, a la que vimos hace poco entrando en una clínica de cirugía estética, puede decir que su relación con Alfonso Díez va mejor que bien. 
Según Paloma Barrientos, "en Sevilla la gente quiere conocerlo". Es más, este domingo "estuvo comiendo en casa de Curro Romero y Carmen Tello", los grandes amigos de la Duquesa. Alfonso es uno más de la 'pandilla' y eso que "al principio estaba un poco apartadito".