Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Edurne: "Belén es buenísima"

Con una imagen mucho más punk y enfundada en unas ajustadas mallas negras, Edurne acudía a 'El programa de Ana Rosa' para presentar su nuevo disco, 'Nueva piel' y hablar de sus evoluciones como bailarina en 'MQB', donde ha destacado como una de las mejores en cada gala.
Disco nuevo, estilo nuevo. Así es 'Nueva piel', el cuarto album de estudio de Edurne, que ha probado darle un giro a su música con influencias de Lady Gaga, Anastasia o Pink con la intención de ocupar el hueco que estas grandes divas han dejado en España. "Es un nuevo sonido más moderno. Me gusta arriesgarme", ha dicho la cantante.
Cantante, bailarina...
Artista de los pies a la cabeza desde hace varias semanas, Edurne compagina su trabajo como cantante con sus recién descubierta faceta como bailarina en 'MQB'.
Entre estudios de grabación y promoción, la cantante saca tiempo para los ensayos semanales y cada miércoles demostrar que sobre la pista de baile no tiene nada que envidiar a los grandes bailarines. Cómo lo hace es un misterio, pero la madrileña asegura que la ilusión la empuja y la da fuerzas. "Le pongo ilusión a las cosas, me gusta mucho trabajar, y disfruto día a día", dice risueña.
El jurado de 'MQB'
Pese a demostrar semana a semana unas aptitudes más que evidentes para el baile, el jurado de 'MQB' se muestra muy duro a la hora de valorar sus actuaciones. Sin embargo, a Edurne no le importa y eso la hace crecerse y afrontarlo como un reto. "Creo que el jurado juzga a cada uno en su nivel y me gusta que me exigan cada vez más. El nivel va subiendo y yo voy a disfrutar y no creo que valoren solo el baile sino también los ensayos. Gane quien gane es un fin benéfico", ha señalado la cantante que asegura que disfruta de cada minuto en la pista. 
La cantante justificaba al jurado y, especialmente, la actitud de Boris Izaguirre que, según ha señalado, "valora lo que es el esfuerzo y él no es el único jurado". Sin embargo, la cantante lo tiene claro y prefiere "que juzguen el baile porque siempre ha sido así".
Por otro lado, Edurne ha demostrado que las críticas no le afectan y ha vuelto a insistir en que no es bailarina. "Yo me lo paso genial, a lo mejor no transmito pero yo interiormente me lo estoy pasando pipa.No soy bailarina y mi sensación es de poner la sonrisa"
Su relación con Belén y el resto de concursantes
Desde que se iniciara el concurso, mucho se ha especulado sobre la relación entre los concursantes y Edurne ha querido desmentir todos los rumores y ha asegurado que se llevan muy bien, aunque apenas se ven en los ensayos y que Belén "es buenísima".
Además ha querido dejar claro que todos los concursantes se esfuerzan con igual pero "cada uno en su nivel y lo que puede", ha señalado mientras ha dicho que intenta hacer cosas difíciles y que no hacen sus compañeros porque "hay gente que tiene más miedo".
Su caída bailando salsa
A pesar de ser una de las mejores en la pista de baile, Edurne ha sido la protagonista de la primera caída en 'MQB', a  la que no ha dado mayor importancia. "Se le enganchó el tacón de su zapato y nos fuimos para atrás",ha recordado la cantante.
Joaquín Prat, enamorado de Edurne
Aunque todos los que estaban en plató han destacado la belleza de Edurne, uno de los miembros del equipo se ha mostrado especialmente entusiasmado con su visita. Tartamudeando y mirando con ojitos de enamorado, Joaquín Prat no acertaba a preguntarle a la cantante, que sonreía ante las miraditas del colaborador, que quería descubrir cómo se había quitado la pintura que cubría su cuerpo en el videoclip.
Embelesado ante las explicaciones de la cantante, Joaquín despedía a la cantante. "Una diez de mujer", decía embobado mientras Edurne se marchaba al escenario para presentar su nuevo disco.