Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elllos, los más afectados

En lo que va de año seis bebés han sido abandonados por sus parejas, cuatro de ellos han sobrevivido y los otros dos murieron. El 2 de enero, se descubrió a un bebé con vida envuelto en una manta en la carretera de Ronda a Almería, y dos días después apareció otro muerto, en Badajoz. Asimismo una mujer de 41 años mató a dos de sus hijos e intoxicó a otros dos con tranquilizantes. Estos son sólo algunos de los casos de violencia doméstica hacia los más pequeños; esta situación ha hecho saltar la alarma.
Las cifras hablan
Según EFE, en España uno de cada siete niños sufre algún tipo de maltrato físico y más de 19.000 están bajo tutela de la administración en toda España. Cataluña y Madrid son las Comunidades Autónomas que más niños amparan: en la primera hay más de 7.300 niños tutelados y en la capital unos 4.500. El grupo de edad donde la incidencia del malostratos es mayor son los menores de 13 años; más de la mitad de los afectados denunciados en 2007 tenía menos de 9 años, según el Centro Reina Sofía para el estudio de la violencia. Asimismo aseguran que todos los años son más las niñas maltratadas que los niños. Los expertos calculan que sólo un 10 ó un 20% de los casos de maltrato infantil sale a la luz. El miedo, el sentimiento de culpabilidad y la inocencia de su edad hacen que lo oculten durante muchos años.

La situación de los niños
El hogar es para muchos niños una amenaza. El maltrato físico, el psicológico, la negligencia y los abusos sexuales son algunas de las formas de violencia más comunes y graves hacia los más pequeños. Los agresores suelen ser miembros de la familia o personas muy cercanas a la misma.
Esta situación es muy grave ya que según un estudio realizado por profesores de la Facultad de Psicología de la Universitat de Valencia, un 25 % de los menores que han recibido malos tratos sufre inestabilidad emocional y exterioriza la ira como forma de respuesta en las relaciones interpersonales. Además, un 20 % tiene problemas generalizados en su desarrollo evolutivo. Desde luego, la infancia marca el resto de nuestras vidas.