Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Escassi (sobre el bulto de su bañador): "Guardaba ahí los cocos, el pan bimbo..."

Llega con muletas al plató de 'El programa de Ana Rosa' y sale casi a hombros. Álvaro Muñoz Escassi confiesa que prefiere que 'Supervivientes 2009' lo gane Matías ante unos colaboradores que acabn rendidos a sus pies. Además aprovecha su entrevista para defender a Ivonne, con quien se ha rumoreado que tiene algo más que amistad.
El Programa de Ana Rosa que, desde el princio del concurso, se ha declarado defensor de Álvaro Muñoz Escassi, recibía al concursante que considera campeón de esta edición. El protagonista reconocía que "sabía que iba bien, que había ganado alguna prueba de líder y tenía posibilidades de alzarse con el premio".
Escassi recordaba el momento de su caída como el más duro de su paso por el concurso: "No me dejaron seguir aunque yo quería. Allí estás un poco ido, yo cuando veo las imágenes me veo hasta cara de loco. Continuar hubiera sido una locura".
El concursante, que en Honduras ha perdido 16 kilos, pedía discuplas por haber desvelado a Antonio, propietario del famoso mechero y, probablemente, miembro del equipo del programa.
Acto seguido ha retado a Alessandro Lecquio, el único colaborador de Ana Rosa que ha criticado su participación en el reality: "Si queréis darme caña no me importa. Yo ganaré todas las discusiones. Es lógico que se piense que no trabajaba porque he visto las imágenes que se vendían de mi, pero los días eran muy largos".
La dureza de la edición de 'Supervivientes' de este año ha sido criticada en más de una ocasión, pero el jinete cree que la organización no ha tratado a todos los concursantes por igual: "Yo me fui al reto de la isla, solo, en la 9ª semana y me tocó recorrer la selva. No me dejaban pescar, los fines de semana sólo podía vivir en 20 metros cuadrados. Donde yo me caí se lesionaron además dos cámaras".
Uno de los temas que no podía olvidarse con Escassi en plató es el del robo de comida de Ivonne al equipo del programa: "Se está machacando injustamente a Ivonne. Es un robo como Robin Hood, en general lo que se robaba era para el grupo aunque ese pan bimbo no se repartió. Todo el grupo ha comido cosas que no son legales y el 80% de ellos no han arriesgado para hacerlo. No robó a los compañeros, robó de una despensa donde sobraba comida".
El concursante continuaba con la defensa de su compañera: "Ivonne es más fuerte de lo que parece y más lista de lo que creéis y es mentira que esté engordando lo que pasa que sólo tiene 21 añitos. Ella se lo come todo. Si en una recompensa nos daban 8 plátanos, ella se comía el suyo y las cáscaras de los ocho. Se come las cortezas de los árboles aunque tengan gusanos. Su padre la machacado desde pequeñita, tiene su carrera, es deportista, inteligente y está haciendo un papel en un país donde no la conoce nadie".
Interrogado sobre su relación con la miss, Álvaro ha tirado balones fuera: "Voy a contar un secreto; ahí desde que entras hasta que sales... muerte". El concursante pretendía asegurar que no ha sentido ninguna apetencia sexual durante su aventura hondureña. Sin embargo, los colaboradores de 'El Programa de Ana Rosa' le recordado las imágenes de la prueba del comentadísimo 'roce' entre él y la puertorriqueña, y el sevillano se ha excusado: "Me guaradaba ahí el pan bimbo, los cocos..." A pesar de su debilidad por Ivonne, ha reconocido: "Prefiero que gane Matías".
Escassi ha finalizado su entrevista con otra confesión: "Yo llevaba sin llorar unos 15 años, y el día que me cuentan lo del pié me derrumbé, me pegué una 'pechá' a llorar. En el porgrama he intentado controlarme. Creo que soy mejor persona y más simpático, pero quiero ser más frío de lo que soy. Lo he pasado mal en la vida, y he conseguido cosas con mucho sacrificio. Eso me ha hecho muy duro pero también tengo sentimientos".