Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francisco Martín: "Nadie está exento de un caso como éste. No es mi hija, es vuestra hija"

Casi un mes después de que apareciese el cuerpo sin vida de la pequeña Cristina Martín, el padre de la menor y su hermano han visitado el plató de 'El programa de Ana Rosa'. Francisco Martín ha señalado que sigue sin tener información sobre el caso y ha pedido la ayuda de todos: "Cualquiera puede estar en una situación como ésta. Recordad, no es mi hija, es vuestra hija".
Francisco ha llegado al programa respaldado por su hijo Miguel, de 19 años. Hoy ha sido la primera vez que el joven ha salido en un medio de comunicación hablando de su hermana. Lo había evitado hasta este momento, pero "la familia necesitaba apoyo y había que echar una mano", ha contado nada más empezar la entrevista.
Con el apoyo de su hijo, el padre de Cristina ha sido el encargado de llevar las riendas del encuentro mantenido con Ana Rosa Quintana y Nacho Abad y en el que se ha quejado de la falta de información. "Sé lo mismo que os dije el primer día, que era una menor, que está detenida, que la Policía está investigando y nada más", ha reconocido lamentándose.
De momento, sólo hay una persona detenida, que permanece en un centro de menores desde el 5 de abril. Al parecer, según los datos Nacho Abad, "todo apunta a que Cristina fue llevada a la antigua yesería de Seseña, donde apareció su cuerpo sin vida y con heridas, engañada de alguna manera". La supuesta asesina era una joven apasionada por la sangre y su perfil de la red social 'Tuenti' estaba lleno de cementarios y muertes. 
Urge una solución
Francisco se queja de la desinformación, pero lo que más le preocupa es que otra menor pueda volver a sufrir lo que sufrió su hija. "Nadie estamos exentos de un caso como éste. No es mi hija, es la hija de todos", ha señalado.
Con el fin de ayudar a evitar más sucesos como el que terminó con la vida de Cristina, Francisco ha puesto en marcha la 'Asociación Cristina Martín de la Sierra. Por el derecho y las libertades'. Su primer acto tendrá lugar este domingo 2 de mayo en Seseña. Será una manifestación que arrancará a las 10 de la mañana desde el Polígono San Isidro y terminará en la puerta del Ayuntamiento. 
"A mi hija no me la devuelven, pero si el día de mañana pasa cualquier cosa -que lo va a pasar-, el que lo haga, que sepa a lo que se expone", ha dicho el madre de la menor. Y es que según él, urge cambiar la Ley del Menor, porque ahora los asesinos en este tipo de situaciones se enfrentan a "cinco años máximo y tres de vigilancia".  "Hay que modificarla YA", ha exigido.
Esperando, esperando
Francisco se ha lamentado también de que se hable constantemente de que es necesario que los casos se enfríen para llevar a cabo una reforma. "El año pasado decía Rubalcaba que hubo 12 casos, es que no tiene que haber ni uno", ha clamado.
Así ha recordado el caso de Sandra Palo, de Marta del Castillo y no se ha olvidado tampoco de las niñas de Alcáser. "De Sandra Palo han pasado siete años y ahora, ¿cuánto hay que esperar? ¿Cuatro años, tres años?", se ha preguntado. Teme que haya que esperar demasiado: "¿Cuándo se enfríe esto? ¿El siglo que viene? Por Dios, es que no puede ser..."
Pocas pistas sobre la asesina
Sobre la supuesta asesina de su hermana Cristina, que fue detenida el mismo día en que apareció el cuerpo sin vida de Cristina, Miguel ha reconocido que no sabe nada: "No la conocía y no me suena haberla visto".  El joven de 19 años ha contado que los amigos de la menor no le "han dicho nada al respecto" y ha asegurado: "En los institutos funciona la ley del silencio. Eso no ha cambiado nunca".
A este tema, Franciso ha añadido que por lo visto había "una lista con dos o tres nombres" con supuestas vícitmas de la asesina confesa. "Lo único que sé es que nada más ingresar en el centro de menores, la menor preguntó si había internet y si se podía hacer deporte. La Policía no ha dicho más", ha contado.
Cristina no era problemática
Padre e hijo han hablado también sobre la pequeña asesinada y sobre sus últimos días. Según Miguel, su hermana no era una niña problemática: "Cuando tenía algún problema se le notaba, y yo le presionaba para que me lo contase. Sobre esto último no sabía nada".
Mientras, Francisco ha señalado que últimamente era "la niña más contenta del mundo". El día en que desapareció la menor, la familia se iba de viaje a Calzada de Calatrava (Ciudad Real), donde Cristina había quedado con unas amigas: "Estaba muy contenta"
El padre ha querido recordar que no tenía problemas. En sus notas del colegio había "cinco aprobados y cuatro suspensos", pero "no estaba castigada por eso, como se ha dicho, Cristina había sido castigada porque el viernes anterior había llegado media hora más tarde de lo que la madre le dijo".
La vida sigue
Casi un mes después de la muerte de Cristina Martín, la vida sigue en Seseña. Su familia poco a poco trata de recobrar la normalidad, aunque según cuenta Fransico está siendo duro. "Mi mujer hace sus cositas, sale a comprar y muy poquito", ha explicado.
Tampoco está siendo fácil para su hija menor. "La peque va al cole. Está haciendo una vida normal, entre comillas. Se le ha tenido que retirar muchas cosas porque es una niña menor y es una esponja, lo coge todo", ha relatado. Aún así, la familia se esfuerza en que ella no note nada. Este año hará la comunión y "está super ilusionada", por eso sus padres han decidido no cambiar ninguno de los planes iniciales que tenían antes del terrible suceso.