Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Galliano no defrauda

Una vez más, John Galliano sorprendió con los diseños de su nueva colección en París. La casa Dior, encargada de abrir la Semana de la Moda en la capital francesa, presentó una línea inspirada en los pintores Gustav Klimt y John Singer Sargent, el escritor Charles Baudelaire y la actriz Rossy De Palma.
Este desfile, uno de los más esperados en la semana de la despedida de Valentino, no dejó indiferente a nadie con prendas coloridas con bordados artesanales y mucho volumen. Todo ello combinado con zapatos con complicadas plataformas, maquillaje exagerado y tocados.
En la cabeza, los difíciles peinados se combinaban con sombreros de inspiración oriental.
La mujer de Galliano vestía de amarillo, dorado, turquesa, fucsia y burdeos. Vestidos y algún traje de chaqueta, poco recomendables si lo que se busca es sobriedad. El estilo siempre rememorando épocas pasadas pero con un aire futurista.
En contraste con esta fiesta del color, el diseñador gibraltareño se vistió de negro riguroso, como un artista de otra época, para recibir la ovación del público.
Y es que los 40 modelos de la colección cautivaron a los asistentes. La bailarina Dita Von Teese, la actriz Diane Kruger y Jaime de Marichalar, consejero del grupo propietario de la firma, LVMH, fueron algunos de los que no quisieron perderse el 'espectáculo'.
La que no pudo asistir"por razones ajenas a su voluntad" fue Rossy de Palma. Se sabía que era difícil que pudiera llegar a tiempo pero aun así los organizadores del desfile la esperaron hasta el último momento.