Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Infanta Elena es "el Rey en Estado puro"

Una primogénita relegada por la ley de preeminencia del varón en la herencia de la Corona. Así ha clasificado Mariangel Alcázar a la Infanta Elena. Figura regia que entra de lleno en la actualidad tras la publicación 'La Infanta Elena' una biografía a manos de Carmen Duerto y Cecilia Crego.
"Hubiera sido una magnífica reina. Tiene un sentido de Borbón increíble. De hecho, es la más 'borbona' de todos sus hermanos". Ha dicho la periodista, para quien la Infanta hubiera cumplido perfectamente sus labores al frente de la monarquía de haberle correspondido el deber. Pese a todo, "ha aceptado la disciplina".
Sin embargo, Elena es la hija de Juan Carlos "más parecida a su padre". Según Jaime Peñafiel, experto en temas relacionados con la Casa Real española, "tiene un carácter muy fuerte y una vis cómica".
Rumores sobre su retraso mental
En cuanto a las habladurías populares sobre una hipotética discapacidad psíquica, el libro sentencia que se trata única y exclusivamente de rumores. Para empezar, de pequeña fue a un colegio exclusivo de chicas por lo que "vivió en una burbuja", ha dicho Alcázar, y de fue un poco infantil hasta la adolescencia".
Así lo ha cerciorado también Peñafiel, que le ha quitado hierro al asunto: "todos los hijos de los reyes son malos estudiantes, el Príncipe Felipe, por citar un ejemplo, ha estado abonado a septiembre toda la vida".
Un hermano del que, por otro lado, la Infanta está orgullosa. El periodista ha revelado que no ha visto a Elena más feliz en toda su vida que el día en que se casó Felipe.
Simpática y graciosa
Al hilo de lo comentado por Peñafiel, Alcázar ha recordado que, efectivamente, Elena es una mujer "muy simpática". Muy parecida a su padre: "es el Rey en estado puro". Además, pese a que ha sufrido muchas metamorfosis por los avatares de la vida, sigue siendo una mujer "extravertida" ante todo. Pues los borbones son, sobradamente conocido es, "muy campechanos".
Con respecto al reinado, Elena siempre lo ha contemplado como una posibilidad si a su hermano le pasase algo. Pero nada más. Para ella, lo que le llena en la vida, ser madre es "fundamental". No en vano, es el principal cambio que ha experimentado en su vida.
Patito feo
Por todo lo que se ha dicho de ella, Elena tenía una autoestima muy baja. Y no fue hasta que se casó con Jaime de Marichalar cuando ésta crece hasta infundirle un gran carácter.