Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Isaac: "Yo a esa persona no la conozco, ni vestido de hombre, ni de mujer, ni de majorette"

Primero fue Juanan ("que ya tiene su correspondiente demanda en los juzgados", según Isaac), luego Toni (que dijo de Isaac que en la cama era "como femenina") y en los últimos días es Osario Soler, conocida en los ambientes sevillanos por su arte sobre el escenario. Ambientes con los que Isaac asegura no haberse mezclado nunca.
Lo que dice ella
La nueva, Osario, ha hablado para 'El programa de verano' y ha añadido matices a los rasgos ya dibujados sobre el ex de Falete. Sus perlas: "Él me decía que estaba enamorado de mí".  "Salíamos por la calle cogiose de la mano". "Le gustaba mucho mis ojos y mi pelo, me decía que era muy gitana". "Me decía que quería, que me iba a presentar a su familia, que quería casarse, pero yo estaba entonces en otra cosa".
Ante el alubión de recuerdos, Isaac ha encogido el entrecejo y ha hecho gala de un sentido del humor muy hispalense. "Yo a esa persona no la conozco, ni vestido de hombre, ni de mujer, ni de majorette".
¿Vudú?
En cuanto a lo que le pasó para morirse por los huesos de Falete, Isaac ha encontrado una explicación bien convincente, ya que como al coplero le gustaba mucho la magia gitana y las cosas de velas, seguro que "me hizo vudúpara que me gustase los hombres".
 El órdago a la mayor de Isaac no se hizo esperar: "Lo que dijo Aramis Fuster de que para eso hubiese hecho falta que me metiesen un pepino por el ano... eso a mi no me ha pasado". Ya desatado y con el índice remarcando sus palabra finales, ha acabadó la entrevista remarcando silabeado un "a mi lo que me gustan son las mujeres", a lo que uno de los colaboradores de 'El progrma de verano' ha contestado con dos nuevos interrogantes: "¿Para qué? ¿Para peinarlas y eso?".