Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jaime de Marichalar no se vende

¿Qué hacen Jaime de Marichalar, Grace Kelly y Bush juntos? Pues nada más y nada menos que descansar en el almacén del Museo de Cera de Madrid. Y es que a pesar de los rumores que apuntan a que diferentes empresas y medios han querido comprar la figura del ex Duque de Lugo, Don Jaime no se va a mover de su sitio.
Desde el pasado 11 de febrero Jaime de Marcihalar ya no está a la vista del público. La dirección del Museo de Cera de Madrid lo retiró nada más conocer que la Casa Real había hecho oficial el divorcio de los Duques de Lugo. Pero de ahí a que haya abandonado (o vaya a abandonar) el edificio situado en el madrileño Paseo de Recoletos hay un abismo. Según han explicado fuentes del Museo a telecinco.es, se ha retirado porque "ya no está de actualidad".
Y es que la máxima de la Galería es "estar al día" y por eso existe una sala donde se van colocando las figuras que salen de la primera línea informativa. Además de Grace Kelly y Bush, con Don Jaime están otros grandes de la Historia actual. En la misma habitación residen "Jacqueline Onassis, Felipe González y Aznar", nos explican. También están "todos los ex presidentes de EEUU, salvo Kennedy y Lincon, que son los únicos que permanecen en exposición" junto al actual mandatario, Barack Obama.
La sala oculta, que podría ser tan o más interesante que cualquiera de las otras, parece que tendrá ex Duque para rato. Porque según aseguran desde el Museo, "nunca se ha vendido una pieza, ni tampoco se ha destruido". Por eso insisten que si alguna empresa se interesa en comprar la figura (hasta ahora aseguran que no saben de ninguna), "no se venderá". Y hacen hincapié en que a Don Jaime no le espera el el mismo futuro que a Sarah Ferguson, que fue fundida en Londres cuando se divorció de Andrés de Inglaterra, el segundo hijo varón de la Reina Isabel.
El ex Duque entró en exposición en 1995 cuando contrajo matrimonio con la primogénita de los Reyes de España. Una vez anunciado el cese temporal de la convivencia dejó la compañía de la Casa Real para irse a los toros. Su conocida aficción por la plaza hizo que la dirección del Museo decidiese colocarlo en la Sala Taurina, que ha abandonado para pasar al almacén de donde parece que no se moverá. Después de tres cambios en 15 años, Marichalar se queda al fin tranquilo.