Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jesulín y María José, juntos en el cumpleaños de su hija Julia

¿Hay crisis en Ambiciones? Mientras que cada vez son más los rumores que apuntan a que Jesulín de Ubrique y su esposa María José Campanario están atravesando una muy mala racha, la pareja insiste en demostrar que no pasa nada. Sin ir más lejos, este mismo domingo se han dejado ver juntos en el séptimo cumpleaños de su hija Julia.
Dentro del coche. En las inmediaciones de Ambiciones. Jesulín conduciendo y María José, de copilota. Así es la imagen que podría echar por tierra los rumores que desde la semana pasada hablan de una posible separación en la familia Ubrique. La noticia fue adelantada el pasado miércoles por la colaboradora de 'Sálvame', Lydia Lozano, quien aseguró que "están hablando con una revista para anunciar su separación".
Paloma García Pelayo, que ya lo desmintió el jueves, ha asegurado que lo único que parece claro es que "hay una tensión tremenda en el matrimonio" por la demanda que María José Campanario que interpondrá contra Belén Esteban, aunque sigue negando que haya crisis en Ambiciones. La colaboradora de 'El programa de Ana Rosa' ha insistido en que "no hay ninguna demanda interpuesta ni siquiera intención de hacerlo, más bien todo lo contrario".
Nada de crisis, según Paloma García Pelayo. Ni por supuesto nada de lo que apuntaba Lydia Lozano el viernes.   declaró la periodista. "La separación es inminente" y "la pareja ya duerme separada",
"La semana pasada se ha visto a Jesús saliendo de su casa para llevar a los niños al colegio", le ha contestado la colaboradora de la mañana. Aún así, según ésta, la mala racha, de la que también se hizo eco el viernes María Patiño, sigue siendo muy difícil de confirmar. Lo único que parece claro es que padre y madre estuvieron este domingo ayudando a soplar las siete velas de su tarta a su hija mayor, Julia.