Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juan Miguel Pastrana: "Tenía miedo de que en la autopsia dieran la razón al médico"

Tres semanas después de la muerte de la pequeña Aitana, Juan Miguel Pastrana, el hermano del padrastro de la pequeña que fue acusado por error, acude al plató de Ana Rosa. Juan Miguel ha explicado que su hermano sigue aún en tratamiento psiquiátrico y bajo medicación y que la familia va a tomar medidas legales contra los médicos que atendieron a la pequeña y contra los medios que llamaron a su hermano asesino.
Con su hermano ya en libertad y en su casa de Madrid, Juan Miguel Pastrana se ha erigido en portavoz de la familia y ha acudido la plató de Ana Rosa para explicar todos los detalles del calvario vivido por su hermano y por la familia, tras ser acusado erróneamente de malos tratos y abusos sexuales a la hija de tres años de su pareja.
"Todavía no asume lo que ha pasado y está sedado. Se intentó suicidar dos veces y tenemos que estar 24 horas con él. Sigue en tratamiento con en psiquitra. Esta mal lpor todo el dolor, por la niña, por lo que ha pasado y por el daño que le han hecho", ha asegurado un abatido Juan Miguel Pastrana antes de asegurar que el proceso de recuperación va a ser largo. "Tiene que olvidar y no pensar todos los días en ello".
El trato recibido por Diego Pastrana
Tras conocerse el parte médico sobre el estado de Aitana, Diego Pastrana fue inmediatamente detenido y acusado de malos tratos y abusos sexuales. La familia, que en ningún momento dudó de su inocencia, se trasladó inmediatamente al centro médico donde se encontraba la pequeña y vio como Diego era detenido y aislado durante 72 horas. "Corrí y fui para allá. Mi hermano estaba en una camilla llorando. Le llamó la policía y le metieron para dentro y no le volvimos a ver ni a hablar con él hasta el día que salió", ha recordado su hermano. 
A partir del momento de su detención, la imagen de Diego Pastrana fue la más reproducida por los medios y, según palabras de Juan Miguel, nadie respetó la presunción de inocencia. "Mi hermano era lo peor que había en este país, los medios le pusieron peor que a un terrorista y los abogados sin ver el caso decían que no", ha contado el hermano de Diego a la vez que agradecía la labor de su abogado. "Cuando Plácido  vio el caso dijo que no nos preocupáramos, que iba a salir porque sólo había dos falsos testimonios de dos médicos."
Además, Juan Miguel Pastrana ha destacado el trato recibido por su hermano una vez detenido. "Los guardias civiles lo querían meter en la cárcel. Le tenían en un metro cuadrado, no podía ir al servicio, le llevé ropa y no se la dieron, le daban pan duro... Mi hermano era un perro", dice el hermano de Diego quien no entendía que la policía dejará ver la imagen de su hermano esposado. "La policía querría que vieran que era un asesino."
Sin embargo, eso no ha sido lo más dolororso para Diego, que tuvo que soportar, según ha confirmado la familia, las fotos de la pequeña. "Eso lo han negado pero mi hermano sabe lo que vio y no lo va a olvidar. Mi hermano lo que más siente es la pérdida de la niña... Para mi hermano era su hija"
La familia tomará medidas legales
Tras la muerte de la niña y la realización de la autopsia, el juez decretó la libertad sin cargos para Diego Pastrana confirmando la versión mantenida por el padrastro de la pequeña y dejando clara la inocencia del joven. 
Tras su salida de prisión, la familia dejó claro que se iban a tomar medidas por los daños ocasionados. "Se está encargando el abogado. Él nós va diciendo y que la ley haga lo que tenga que hacer con los médicos" a la vez que ha reconocido que no confía en los servicios médicos que atendieron a la pequeña. "Yo intentaré que cambie pero allí hay barracones en urgencias. Me da miedo llevar a mis hijos al médico y ahí ya no los voy  a llevar. Los llevaré a ochenta kilómetros, al hospital".
 También vamos a tomar medidas contra los medios de comunicación porque "en este pasís todo es presunto hasta que el juez diga lo contrario y mi hermano era un monstruo", ha dicho en 'El programa de Ana Rosa' Juan Miguel Pastrana que se ha quejado de la diferencia de trato entre el médico y su hermano.  "Ese médico lo que ha puesto es todo mentira y la foto del médico no se ha visto. Ahora mi hermano sale con la cara tapada pero ¿por qué no sale la foto del médico?" 
"La imagen si se puede recuperar pero no os imagináis lo que hemos pasado", decía Juan Miguel que recordaba que su hermano está en prisión gracias a la autopsia de la niña. "Si no hubiera habido una autopsia mi hermano estaría en la cárcel. Tenía miedo de que dieran la razón al médico cuando yo sabía que mi hermano no había hecho nada. Es una persona de lo más normal, nunca se había metido en problemas. Pero yo no me fiaba de los médico porque se iban a quitar el marrón".
La reacción de las autoridades
Además del calvario vivido, la familia de DIego Patrana se queja amargamente de la reacción que ha tenido el Gobierno Canario y los médicos del centro que atendieron al a pequeña. "Nadie se ha disculpado. Ni los médicos, ni el Gobierno de Canarias. Los únicos que han estado ahí ha sido la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Parla."
El apoyo de la familia y los amigos
A pesar de la primera versión dada por los médicos, la familia y los amigos nunca han dudado de la inocencia de Diego. "Ellos confiaban en mi hermano... Mi hermano ha tenido el apoyo de toda la familia y sus amigos desde el principio.. "
Visiblemente afectado, el hermano de Diego Pastrana ha querido destacar que la intención de la familia es que no vuelva a ocurrir.