Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta Central Fallera responde

La Junta Central Fallera, al hilo de las informaciones y declaraciones hechas públicas recientemente en torno a las presuntas actuaciones realizadas por los jurados electos para la designación de la Fallera Mayor de Valencia 2008, quiere dejar constancia que respecto a la actuación y proceder del mencionado jurado, se encuentra abierto un expediente informativo para conocer los lugares y horarios donde se realizaron las distintas pruebas que sirvieron para determinar la elección final de la Fallera Mayor de Valencia.
Dicho expediente se encuentra en fase de instrucción y, en consecuencia, con el procedimiento el mismo dará lugar a la resolución que en su caso se determine, debiendo ser hasta ese momento respetuosos con dicho procedimiento y del cual se dará cuenta al Pleno de la Junta Central Fallera y a la Asamblea de Presidentes de Falla, como organismo éste último que eligió al mencionado jurado.
En consecuencia con lo anterior, esta Junta Central Fallera no entra a valorar ninguna de las manifestaciones hechas públicas, por constituir las mismas declaraciones de parte que deben ser debidamente contrastadas y cotejadas con el rigor debido, y constituir las mismas objeto de valoración posterior por la Delegación de Incidencias de Junta Central Fallera, a tenor de lo dispuesto en el vigente Reglamento Fallero.
En esa misma línea, la Junta Central Fallera solicita sean tenidas en cuenta las debidas medidas de cautela y rigurosidad en las declaraciones e informaciones vertidas, por cuanto pueden dar lugar a interpretaciones sesgadas o carentes de objetividad, sobre presuntos hechos y actuaciones pendientes de determinar en el procedimiento y que sólo servirán en el presente momento, para distorsionar la imagen del colectivo fallero y de personas en particular que puedan tener relación directa o indirecta con el sistema de pruebas para la elección llevado a cabo en el presente año.