Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Loli y Gisela, cara a cara

Las dos ex grandes hermanas han visitado el plató de "El programa de Ana Rosa" para intentar limar asperezas en el enfrentamiento que ha surgido entre ambas tras abandonar la casa de Guadalix.
Todo empezó la semana pasada cuando la canaria confesaba a este programa que estaba muy decepcionada con la forma forma en la que fue recibida por la "pareja" al salir de la casa. "Cuando salí de casa, yo le decía a mi redactora que estaba deseando ver a Carlos, a Nani y a Loli pero, cuando llegué al plató y le di un abrazo y note ese rechazo, lo mal que me hablaron, esa prepotencia y que después ni se despidieron de mi...".
Hoy Gisela ha vuelto a hablar de la frialdad de la pareja, pero sobre todo ha querido también aclarar que su cambio de opinión respecto a Loli se debe a que ha visto vídeos del programa donde la granadina le criticaba a sus espaldas.
Ante estas acusaciones, Loli se ha defendido diciendo que "cuando terminó la gala me acerqué a ella, le di dos besos y le dije que si quería tomarse algo con nosotros que me llamara y que si no quería esa noche, al día siguiente nos veríamos y aclararíamos muchas cosas. Pero ". al día siguiente la llamé y no me cogió el móvil
Loli además ha vuelto a sacar a relucir la nominación de Gisela y a pesar de haber perdonado a la canaria en la casa, ha dicho que "no se cree
Niegan que Carlos sea el motivo de la enemistad
En lo que si estuvieron de acuerdo ambas fue en negar que el motivo de su enfrentamiento sea Carlos Hoya. "Dentro de la casa Carlos le dejó las cosas claras", dijo Loli.
Gisela reafirmó las palabras de la granadina y dijo que "desde ese día fue al confesinario y dije que lo mio con Carlos se acabó. Los quería tener como amigos. Sí a ella le gustaba pues ya está".
Loli no se quiso marchar de plató sin decir que quería alimar asperezas para poder saludarse cada vez que se vean.
"Si hubiera tenido aprecio no tendría que haber ido a hablar a las revistas sino sentarse con ellos dos y aclarar las cosas", dijo la granadina.
"Pero yo quería ver vídeos de lo que habías dicho de mí para poder sentarme a hablar tranquilamente contigo. Todo el mundo me decía que los viera", afirmó la canaria. 
Al finalizar, Loli y Gisela se dieron un beso de una manera bastante fria ante las insistencias de los colaboradores pero parece que la "guerra" aún sigue abierta.