Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lucía y Saulo: "Lo importante es que los niños sean felices"

Después de convertirse en el segundo eslabón de la cadena de favores de 'AR', Julio Terán aceptó el reto de ayudar a una familia numerosa en apuros.¿Cómo lo habrá conseguido? ¿Qué sorpresa les habrá dado? ¿Cómo les habrá arrancado una sonrisa?
En concreto, cuando Julio dijo hace una semana ese "por supuesto" se comprometió a ayudar a Saulo y Lucía. Este joven matrimonio tiene cinco hijos, espera al sexto y los dos están sin trabajo. "Cuando nació el tercero la situación nos sobrepasaba y decidí dedicarme a mi familia que era mi vocación", ha explicado Lucía en la visita que la familia al completo ha realizado al plató de Ana Rosa.
Ella es psicóloga y él, fisioterapeuta. En el caso de Saulo fue un problema en el hombro el que le obligó a abandonar su trabajo. "Me tuve que poner a estudiar y la situación se complicó mucho más porque tuve que ponerme a hacer prácticas", ha contado.  
De esto han pasado ya dos años y la familia vive ahora en casa de la madre de Lucía.  "Era muy difícil tener la seguridad de poder pagar la guardería, el colegio y el alquiler", ha explicado la madre de Rodrigo, Teresa, Rocío, Lucía e Isabel. De todas formas, tanto ella como él tienen una seguridad: "Somos conscientes de que esto es una racha. Lo importante es que los niños sean felices". 
Una pizquita de alegría
En conseguir que este deseo se haga realidad ha estado trabajado Julio. Tras una semana buscando la forma de arrancarles una sonrisa, este padre soltero de Cantabria ha acudido junto a su hija Valentina a casa de la familia cargado de regalos. En sus bolsas había zapatos para los cinco pequeños. Porque Julio, que también vive un mal momento económico y que tiene cuatro hijos, tiene una zapatería en su pueblo de Cantabria.
En eso consiste EL PODER DE LA GENTE, la nueva sección de 'El programa de Ana Rosa'. Como explicaba la propia presentadora antes de presentar a la familia de Lucía y Saulo, se trata de demostrar que "cada uno de nosotros tenemos la capacidad de cambiar la vida a otras personas" y a veces, "no siempre se necesitan cosas materiales para hacer feliz a alguien". "Esto nos ha dado una inyección de alegría y nosotros también queremos colaborar en la cadena de favores", ha explicado Lucía mientras contaba cómo fue la llegada de Julio y Valentina.
Un nuevo eslabón para ayudar
Ahora Saulo y Lucía se enfrentan al reto de ayudar a Verónica. Es una joven madrileña de 35 años que, como explica en su vídeo de presentación, se pasa "el día prácticamente en la cama". Todo surgió en 2001, a raíz de una operación en la columna que salió mal.
Ahora, Verónica apenas puede salir de casa y si lo hace tiene que llevar una bolsa con más de 20 pastillas. "Lo que más echo de menos, la vida que llevaba", continúa. Lucía y Saulo se enfrentan al reto de hacer feliz a esta mujer e insuflarle una pequeña dosis de ilusión. ¿Cómo lo harán?
La próxima semana descubriremos cómo se las han ingeniado. Y no te olvides que tú también puedes participar en la cadena de favores de 'AR'. Sólo tienes que rellenar este formulario y seleccionar en el desplegable la opción cadena de favores.