Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Miguel lleva doce días hospitalizado

¿Qué le pasa a Luis Miguel? Ésta es la pregunta que se hacen los fans del desde hace días, yY no es para menos. Están preocupados porque el mexicano lleva doce días ingresado en el hospital Cedars Sinai de Los Ángeles sin un diagnóstico oficial. Tanto secretismo ha hecho que inevitablemente se dispare la rumorología. cantante
A punto de cumplir los 40 años, los hará el próximo 19 de abril, la salud del cantante mexicano se está resintiendo. Muchos son los motivos que se barajan para darle una explicación a este ingreso, aunque de momento no se sabe cuál podría ser la causa. Y es que todavía no ha habido ningún comunicado oficial (ni por parte de su familia, ni por parte de su representante, ni siquiera por su discográfica) sobre este asunto: hermetismo absoluto. Sólo se sabe que durante todo este tiempo, Luis Miguel está acompañado de su hermano Alejandro Bastieri.
La prensa mexicana baraja como principal hipótesis que está aquejado por una infección bacteria estomacal que cogió durante una liposución a la que se sometió recientemente. Sin embargo, ésta no es la única posible causa. Otros rumores señalan que se acaba de someter a una intervención de cirugía estética e incluso se ha hablado de que acudió a la clínica para sacarse sangre y someterse a unas pruebas de ADN. El empresario puertorriqueño Juan José Arias lleva tiempo reclamándoselas porque asegura ser el verdadero padre del hijo de la actriz italiana Marcela Basteri. 
Problemas con las drogas
Obviamente, tras tantos días de ingreso, se acabó deshechando esta hipótesis. Mientras que la que habla de una posible desintoxicación ha empezado a cobrar fueraza. Es bastante conocida la afición del cantante mexicano a la cocaína. Chavela Vargas, amiga, seguidora y 'madrina' del artista, llegó a decir de él: “El problema de Luis Miguel no es que toma cocaína, sino que se la toma toda".
A pesar de este conocimiento, resulta bastante extraño que el cantante haya decidido hacer frente a un problema de este tipo (así como a una intervención de cirugía estética) en un centro tan visible y conocido. Y es que, cuando ocurren estas cosas, las celebridades huyen a lugares remotos para que no se haga público.