Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Marquesa insinúa que Pepe tiene un lupanar

Aunque su objetivo era responder a las palabras de Inma, Bea ha colocado  a Pepe en su punto de mira desde que ha aparecido en el plató. "Yo quería entrar con Pepe para sacar su lado oscuro", ha revelado la ex concursante, que ha dejado entrever que el madrileño tiene un negocio poco 'decororos'.
Tan guerrera como siempre, Bea la Marquesa ha vuelto a demostrar en el plató de 'El programa de Ana Rosa' que no tiene pelos en la lengua y menos cuando de Pepe se trata. Enemiga acérrima del auxiliar de vuelos, la marquesa ha explicado que no quería entrar en la casa con Inma sino con Pepe para intentar sacar a la luz el tan mencionado lado oscuro. "Quería entrar con Pepe y me meten con esta mujer esperpéntica... Yo creí que esta vez nos íbamos a llevar bien, íbamos a sacar la educación...", ha dicho mientras se defendía de las acusaciones vertidas por la andaluza en varias ocasiones.
"El planteamiento de este año era a ver si ganábamos por parejas. Pongo todo mi empeño pero al segundo día me entero de que me está poniendo verde. Mi intención era buena", decía a la vez que explicaba el incidente con el taxista. "A mi me gustan los hombres en general y me gustan la mayoría de ellos. El taxista era una monada y le dije que era muy guapo", ha señalado sin darle mayor importancia y revelando el lado más interesado de Inma. "Hablar de dinero es muy feo y a ella le faltaba sacar la calculadora para ver el bruto, el neto", ha revelado mientras ha asegurado que aunque su intención no era irse, la convivencia era muy dura.
Pepe y sus negocios
Sin embargo, Bea tenía un objetivo prioritario que distaba mucho del que pensaban los colaboradores. La marquesa no quería desaprovechar la oportunidad y desde el minuto uno ha dejado claro que y que su gran prioridad en esta nueva edición era desenmascararle. "Quería entrar con él para ganar y sacarle el lado oscuro", se reiteraba una y otra vez la concursante. Pepe era su gran enemigo fuera y dentro de la casa
Haciendo gala de su locuacidad, la ex concursante de 'Gran Hermano: el reencuentro' arremetía contra Pepe y hacía insInuaciones muy graves en relación con los negocios del concursante. "Pepe ha abierto un negocio oscuro, pero no lo puedo decir hasta que no los sepa. Piensa mal y acertarás y aunque estoy segura quiero daros la dirección para que vayáis. Cuando tenga el número de la calle os lo diré", ha señalado la concursante.
Muy segura de sí misma pero sin querer dar más datos ni atreviéndose a hablar abiertamente del tema, Bea sólo insinuaba el tipo de negocios del que se trataba. Sin embargo, los colaboradores lo ponían nombre. "Tú me has dicho de que regenta un lupanar y me has dicho que tienes indicios de que es de él", decía Alessandro Lecquio. 
Esquiva y haciendo cierto el dicho de tirar la piedra y esconder la manola concursante no daba su brazo a torcer y decía que no iba a  especificar nada más sobre el tema pero volvía una y otra vez sobre lo mismo. Tras la publicidad, Alessandro no ha querido dejar el tema ahí y ha asegurado que durante el descanso, la marquesa ha hablado del tema abiertamente.
Estupefacto con la declaraciones que estaba haciendo Bea, Ángel, el padre de Pepe ha querido entrar por teléfono para aclarar el tema y defender a su hijo de todas las acusaciones. "Es de juzgado de guardia. Quiero que esa señora aclare lo del lado oscuro, lo de que mi hijo es un viejo verde o incluso escuché ayer que miraran en su ordenador. No quiero que esto se quede así, que por hacer platós lleguen a este nivel. Esto es vergonzoso ", ha dicho muy enfadado en su llamada de teléfono. "Os puedo asegurar que nunca ha tenido, ni tiene, ni va a tener un negocio. Mi hijo me dijo que entraba por la hipoteca y no tiene ningún negocio. Entiendo que no quieran que gane pero al nivel que están llegando no lo entiendo".  
Sin embargo, nada hacía recular a la concursante que volvía a insistir en elo mismo. "No voy a pedir disculpas. Tengo muchos indicios de que esto es verdad pero de momento no pero quiero investigarlo. Si me entero de que es mentira te pido disculpas pero de momento no. Cuando sepa y pueda contarlo lo voy a contar y si son rumores mejor", le ha dicho al padre de Pepe y ha insistido, pese a las palabras de Alessandro Lecquio y Miriam Sánchez, en que simplemente lo había insinuado.
Duro enfrentamiento con Alessandro Lecquio
Tras la evasiva de Bea, Alessandro Lecquio muy enfadado arremetía contra la marquesa. ". ¿De qué vas? Tú a mi no me pongas en duda porque yo no cuento mentiras. Tú a mi me has dicho que este señor regenta un lupanar y que tienes indicios de que es de él", decía el colaborador muy enfadado mientras Bea insistía en que lo contará cuando pueda. Tienes una cara que te la pisas
Sobre Bea la legionaria
Además de hablar de Inma y Pepe, la marquesa ha tenido unos minutos para la legionaria. "Sabía que iba a pasar eso porque tiene un punto de agresiva", ha asegurado la ex concursante.